Tu negocio

Emprendimiento: once errores que podrían acabar con tu startup

Si tienes como meta lanzar una startup no solo necesitarás trabajar duro, también deberás aprender a gestionar tu emprendimiento. PQS te presenta los errores comunes que debes evitar para que tus planes tengan éxito.

Comparte

Publicado 11 de Septiembre

Si tienes como meta lanzar una startup no solo necesitarás una idea y tener entusiasmo, también deberás analizar la viabilidad de tu producto o servicio, estudiar el mercado, así como aprender a gestionar tu proyecto.

>LEE: Reto Bio 2019: lanzan concurso para proyectos innovadores que pongan en valor recursos naturales

A propósito de esto, el portal PQS te presenta seis errores comunes que debes evitar para que tengas éxito con tu startup.

1. Escoger mal a los socios

Debes ser cuidadoso al momento de escoger a tus socios, pues serán tus aliados cuando tu startup comience a caminar. La vida de una startup es intensa y debes estar 100% seguro que tus compañeros de viaje son los adecuados. Procura rodearte de personas con tus mismos valores y ambiciones.

2. Creer que lanzar una startup es solo una aventura, no un trabajo duro

Ten en cuenta que asumirás una gran responsabilidad. Algunos creen que la puesta en marcha de una startup es una aventura que les hará subir la adrenalina y los alejará de la monotonía en el trabajo. La realidad es que nunca suele ser así. Gestionar una startup puede ser algo agotador y estresante, en especial en los inicios.

3. Creer que todo el mundo te quiere robar tu idea

No te obsesiones con que hay ladrones en cada esquina que te quieren robar la idea. En ocasiones te beneficiarás compartiendo tu idea y permitiendo que otros te aconsejen, en lugar de esconderla de todos.

4. Creer que te harás rico en un parpadeo

Salvo excepciones, una startup requiere esfuerzo y no es una varita mágica para hacerse rico al instante. Verás los frutos de tu startup y comenzarás a destacar con innovación, dedicación, esfuerzo y el viento a tu favor.

5. Iniciar una startup con la única intención de venderla

Desarrollar una startup para venderla, en lugar de vender para hacerla crecer, es un error y equivale a degradarse. Es algo así como prosperar para otra persona; si tienes una startup, lo mejor es desarrollar una empresa que comercialice buenos productos y servicios.

6. No hacer un estudio de mercado

Puede ser que un emprendedor decida lanzar un negocio solo porque piensa que será una excelente idea, pero no se toma el trabajo de estudiar el mercado apropiadamente. ¡No hay que dejar estas cosas a la suerte!

7. Falta de foco

La distracción, los  problemas personales, o la pérdida general de enfoque también puede ser un factor que contribuye al fracaso.

8. Falta de sintonía con el equipo o los inversores

La discordia con un cofundador es un problema grave para algunas startups.

9. No administrar bien el dinero

En algunos casos los emprendedores no calculan el costo que le generaría alguna falla del producto o una reestructuración del mismo.

10. La falta de un Modelo de Negocio

Algunos emprendedores fallan porque no fueron capaces de darle un modelo de negocio claro a la idea que tenían. Por esa razón nunca llegaron a ser rentables.

11. Marketing pobre o inadecuado

Las startups pueden tener una buena idea y un buen plan de negocios, pero si no logran masificarse aquello no sirve de nada.

>LEE: ¿En qué se diferencian un emprendimiento y una startup?