Tu negocio

Home office: ¿Qué factores se deben considerar para aplicarlo?

"El home office no debe considerarse como un beneficio, sino como una modalidad de trabajo, que contribuye en mejorar la calidad de vida al trabajador, así como el clima laboral en las empresas", afirmó afirmó Karim Del Aguila, gerente de recursos humanos en Siemens Perú.

Comparte

Publicado 21 de Noviembre

Un informe de Great Place to Work Perú, publicado en el primer trimestre del año, reportaba que el 79% de los colaboradores de empresas peruanas creían que el home office generaría más productividad, sobre todo frente a una mejora de las finanzas personales y el creciente problema del tráfico.

>LEE: Emprendedor: cinco beneficios de contar con un software de inventario

¿Estamos preparados para que los colaboradores y las empresas apliquen esta práctica? Esta pregunta no tiene una sola respuesta y no son simples, sino que se debe reconocer la naturaleza de la empresa y sus operaciones, afirmó Karim Del Aguila, gerente de recursos humanos en Siemens Perú.

¿Por dónde empezar?

Según la experta, un buen punto de partida es considerar, sobre todo para las empresas que no aplican el home office aun, que estamos frente a una posible gestión del cambio con muchas barreras mentales por derribar. No solo a nivel directivo, sino que también en el plano operativa o de la misma área de gestión humana. El home office no debe considerarse como un beneficio, sino como una modalidad de trabajo, que contribuye en mejorar la calidad de vida al trabajador, así como el clima laboral en las empresas. Si es bien gestionada, también genera una productividad eficiente para la compañía.

Confianza y compromiso de las partes

La práctica de esta modalidad de trabajo ayuda a reforzar habilidades blandas como la autogestión, comunicación efectiva, orientación a resultados, capacidad de planificación y organización, entre otros.  Por su parte, los directivos y líderes deben entender que la eficacia no se pierde si el colaborador se encuentra fuera de la supervisión física o de la oficina. “Y un punto básico de partida y requisito indispensable es la confianza y compromiso entre ambos roles”, sostuvo Del Aguila.

El profesional de hoy debe aprender y sentirse cómodo trabajando con equipos virtuales,  reconocer que no todo se debe desarrollar de manera física y presencial para ser efectivo, agrega la especialista. “La eficiencia se mide por objetivos, no por horas de trabajo. Así mismo, el componente tecnológico es clave, contar con herramientas que permitan la conectividad es un requisito indispensable para facilitar el desarrollo del trabajo en sí, y el acompañamiento de parte del profesional de recursos humanos en la gestión del cambio de mindset juega un rol primordial”, concluyó.

>LEE: Conoce los primeros pasos para la creación de un e-commerce [entrevista]