Tu negocio

Estos son los errores de servicio al cliente que podrían destruir tu negocio

Suponer que los colaboradores ya saben qué es lo correcto es un error que cometen grandes y pequeños negocios. Pon atención a la siguiente nota y no pierdas ni a un solo cliente.

Comparte

Publicado 22 de Marzo

Emprendedor, tu negocio puede tener las ideas más innovadoras, pero nadie va poner atención a tu marca si esta carece de habilidades para un correcto servicio al cliente.

>LEE: Cómo lograr que tus clientes recomienden tu negocio

Los negocios de hoy necesitan emplear todas sus armas para sobrevivir a la competencia y está comprobado que el servicio al cliente es un factor clave para destacar.

Lamentablemente, muchos emprendedores no cuentan con una estrategia en esta área, desconociendo que así lo único que hacen es poner a sus nuevos clientes en manos de la competencia.

A continuación, te compartimos algunos errores que debes evitar si buscas mejorar tu servicio al cliente:

No capacitar bien a tu personal

Suponer que los colaboradores ya saben qué es lo correcto es un error que cometen grandes y pequeños negocios.

La atención al cliente es un área que debe tener el mismo nivel de importancia que cualquier otra dentro de tu negocio. Para asegurarte que tus colaboradores entienden qué califica como aceptable e inaceptable a la hora de interactuar con los clientes, prepáralos antes de enfrentarse al público.

Siéntate con tu equipo y pon las cartas sobre la mesa. Define cual es la filosofía del negocios, cuáles son los límites que deben ser respetados, las reglas, las expectativas, entre otros aspectos que valgan la pena destacar. Al hacer esto, les darás una especie de “guía” para que ellos sepan cómo actuar en determinadas situaciones.

Intentar ganar con un argumento a un cliente

Como dueño de negocio ya debes saber que no siempre el cliente tiene la razón. El reto está en hacer que el consumidor se sienta como si la tuviera. ¿Por qué? Cuando un cliente se siente equivocado o sorprendido, lo último que desea es escuchar a alguien que le diga qué es lo que está haciendo mal. Evita este esfuerzo, es en vano.

Olvídate de "tener la razón en todo" teniendo presente tu principal objetivo: asegurarte que tus clientes regresen. Además, debes mantener una interacción positiva, poniendo en práctica tu empatía para superar los episodios más complicados.

Ser inaccesible

Cuando un cliente no encuentra respuesta o no es atendido ante un reclamo o queja, lo más probable es que nunca más regrese o vuelva a considerar tu servicio para otra ocasión. Por ello, debes asegurarte de que tu presencia sea constante tanto en la tienda física como en las diversas plataformas donde te encuentres (Facebook, Twitter, Instagram).

Recuerda que los clientes de hoy tienen menos paciencia que antes y siempre esperan tener una respuesta inmediata a sus consultas. 

>LEE: Factores a tener en cuenta si abres un negocio

Texto original: smallbiztrends.com