PQS

#LaVozdelosEmprendedores

Entérate lo que leen más de
5 millones de emprendedores

Tu negocio

Diferencias entre costos fijos y variables

Publicado el 13 de Noviembre del 2020

Foto: Freepik

Diferencias entre costos fijos y variables

Costos fijos y costos variables: ¿En qué se diferencian cada uno y por qué es importante que una persona emprendedora lo tenga claro?

Además de preocuparse por la calidad de su producto o servicio, hay conceptos que un nuevo empresario debe saber. Por ejemplo, un emprendedor que no conoce los costos de su empresa podría ganar menos de lo que esperaba y sufrir pérdidas, poniendo en riesgo la supervivencia de su negocio.

Por eso a continuación te explicaremos las diferencias entre los principales costos de una empresa:

  • Costos fijos y
  • Costos variables

Costos fijos: Son aquellos que siempre deberás pagar, independiente del nivel de producción de tu negocio o emprendimieno.

Costos variables: Son aquellos costos que varían de acuerdo con la producción que se desarrolla en una empresa.

Analizando las diferencias

  • Los costos fijos son aquellos que no dependen del volumen de producción de la empresa, ni cambian en función a este; mientras que los variables sí varían en base al nivel de producción. Por ejemplo, el pago por alquiler de un local será un costo constante, fijo, que está al margen del nivel de producción. Por el contrario, los costos de materia prima están directamente asociados a los niveles de producción.
     
  • Entre los costos variables más comunes tenemos los insumos, como el agua, para elaborar una gaseosa; también la tela, el hilo y los botones para una prenda de vestir; el cuero para la elaboración de zapatos o el cacao para la fabricación de chocolates. El egreso en estos productos solo se hará efectivo si es que se producen. En caso contrario no habrá desembolso alguno.
     
  • En cuanto a los costos fijos, los más comunes son los gastos de alquiler, parte del pago de planillas, los servicios públicos (teléfono, luz, agua y cable, si es que no están vinculados a la parte productiva de la empresa), el mantenimiento de los equipos, entre otros. Sin importar la cantidad de mercadería que se produzca, la empresa deberá realizar estos gastos, incluso si no produce nada.
     
  • Sin embargo, hay gastos como el mantenimiento de los equipos que pueden ser una parte “fija” y la otra “variable” dependiendo de las políticas de las empresas. Si el mantenimiento se hace en función a las unidades producidas, entonces se trata de costos variables. Si el mantenimiento se hace cada cierto tiempo, independientemente de la cantidad producida, entonces sería un costo fijo. Lo mismo puede pasar con la luz y el agua. Si ambos servicios aumentan a mayores niveles de producción, entonces parte del costo mensual de esos servicios son variables y otra parte es fija.

Ademas de tener presente la importancia de los costos, recuerda que actuar dentro de la formalidad te dará una serie de beneficios y oportunidades que no tendrás siendo informal. 

costoscostos fijoscostos variablesformalizaciónemprendedoresnegociosempresasemprendimientoemprender

Noticias relacionadas