Tu negocio

Cuatro consejos para no descuidar una empresa a fin de año

Presta atención a estos consejos, para que una empresa no baje la guardia ni descuide sus procesos por la llegada de la Navidad y el año nuevo.

Comparte

Publicado 29 de Diciembre

Empresas, negocios,emprendedores, Navidad, año nuevo
Empresas, negocios,emprendedores, Navidad, año nuevo Cuatro consejos para no descuidar tu empresa a fin de año

Amigo emprendedor, las fiestas de fin de año son un motivo de dicha para la mayoría de las personas. Presta atención a estos consejos, para que una empresa no baje la guardia ni descuide sus procesos por la llegada de la Navidad y el año nuevo.

>LEE: Seis propósitos de año nuevo para emprendedores 


1. Procuren no descuidar el control interno 

Es razonable que parte del personal se tome un tiempo libre aprovechando las fiestas de fin de año. Pero recuerda, los controles al interior de la empresa no deben ser suspendidos. La revisión de pagos, facturación, recaudos, inventarios, entre otras cosas, deberán mantenerse y reforzarse en esa época del año, para evitar imprevistos.

2. Si es necesario, consideren la contratación de personal temporal

Algunas empresas requerirán de personal adicional, a fin de cubrir las necesidades ocasionadas por un mayor volumen de actividades. Si bien la prisa es justificable, algunos procedimientos no deben ser obviados en este tiempo. Por eso, si está en posibilidades de la empresa y es necesario, no debería descartarse la posibilidad de contar con colaboradores temporales.

3. Mantengan vigentes los esquemas de control interno

Procura dejar en claro que la Navidad y el año nuevo no son excusas para descuidar los esquemas de control al interior de la empresa. No deben bajar la guardia, pues la mayor cantidad de fraudes se cometen en diciembre.

4. No dejes de ser riguroso con el trabajo y los controles internos

No caigas en la tentación de aligerar la calidad del trabajo a causa del entusiasmo y el ajetreo que se vive en esta temporada. Es necesario que en la empresa no se confunda alegría con permisividad en el trabajo. No se debe bajar el nivel cuando se trata de cumplir las labores cotidianas.

>LEE: Emprendedores: Guía para manejar tu negocio en vacaciones