PQS

#LaVozdelosEmprendedores

Entérate lo que leen más de
5 millones de emprendedores

Tecnología

La tecnología como puerta de entrada a la transformación laboral e inclusión

Publicado el 17 de Marzo

Foto: Freepik

La tecnología como puerta de entrada a la transformación laboral e inclusión

Si bien persiste el temor que el avance de la robotización puede hacer desaparecer muchos trabajos, lo cierto es que la tecnología también crea oportunidades que antes no existían.

La tecnología es un vehículo inclusivo que permite ampliar la base de talento en los mercados. En un pasado cercano sin tecnología mucha gente tenía que escoger su trabajo sobre la base de las limitantes que tenía, y hoy puede escoger a partir de sus fortalezas, afirmó Álex Morris, country sales director de Xertica, consultora de tecnología.

>LEE: El papel de la mujer en el mundo de la tecnología

Si bien existe el temor que el avance de la robotización puede hacer desaparecer muchos trabajos, lo cierto es que la tecnología también crea oportunidades que antes no existían. En realidad, que el mercado laboral cambie no implica su desaparición, sino todo lo contrario: representa la evolución hacia nuevas formas de trabajo, señaló el experto. ¿Cómo esta transformación puede incentivar una mayor inclusión?

Perú ante la transformación laboral

Perú todavía tiene mucho por hacer, si bien la tecnología ha avanzado para transformar los lugares de trabajo, esta debe ser acompañada de una gestión del cambio que transforme la cultura de las organizaciones y transforme, además, y sobre todo, el pensamiento de los líderes empresariales del país comentó Morris.

El lugar de trabajo debe mutar hacia un espacio creativo para encontrarse y cambiar ideas esporádicamente, compartir vivencias y construir relaciones, pero no debe ser un lugar donde uno pase la mayoría de su tiempo sin tener una productividad real o sin tener el balance adecuado en su vida que le permite generar el mayor valor posible a su empleador.

Las nuevas oportunidades que se están generando

Iniciar el camino hacia la migración digital genera innegables beneficios. El 90 % de las empresas encuestadas por Xertica en el estudio Estado de Transformación Digital en América Latina considera que la tecnología es esencial para mantener la competitividad. El 75 % argumenta que la adopción de herramientas digitales impactó de manera positiva en las ventas y 4 de cada 5 afirma que los trabajadores se volvieron más productivos una vez que las compañías migraron a la nube.

La transformación digital implica no solo la adopción de nuevas tecnologías, sino también un verdadero cambio cultural, que debe traducirse en un transformación de mentalidad hacia una mayor colaboración, agilidad, productividad y mejora del clima laboral. Está comprobado que con equipos diversos se consiguen mejores resultados. Con los aportes de cada uno de los miembros, se alcanza un nivel más alto de innovación, gracias a la mayor variedad de puntos de vista, perspectivas e ideas. 

«En Xertica, vivimos la diversidad e inclusión de una forma muy positiva. Somos una organización que opera en América Latina y trabajamos con la multiculturalidad en el día a día, y con una población diversa en términos de edad. Esto enriquece nuestra dinámica de trabajo en equipo. Hoy, el 66 % de nuestros colaboradores son millennials, y el 11%, generación Z. En los procesos de selección, buscamos al mejor talento en el mercado que nos permita impulsar la transformación digital, sea cual fuera la procedencia del candidato», sostiene María Fernanda de la Torre, Directora regional de RRHH de Xertica.

Un desafío especial: acortar la brecha de género

En los últimos años, debido al desarrollo tecnológico, se logró acortar la brecha de género en el mundo laboral. Pero todavía queda mucho por hacer para reducir este gap, especialmente en lo que se refiere al ámbito de ciencia, tecnología, ingeniería y matemática (STEM).

De la mano de la tecnología, también se presenta otra oportunidad: el desarrollo de nuevas habilidades. Una encuesta de la IFR a 7,000 empleados de siete países reveló que el 70 % cree que la robótica ofrece la posibilidad de prepararse para trabajos más calificados, ya que la disrupción tecnológica exige capacitarse de forma constante y entrenar ciertas skills, sobre todo, las «blandas». 

Para la OIT, «solo algunas actividades se automatizarán, lo que no necesariamente implica una pérdida del empleo». «Por lo tanto, las personas deben adaptarse a los cambios y capacitarse», sugiere. Así, pues, ¿cómo prepararse para lo que viene? La clave para una transición y una adaptación exitosas es la calidad del capital humano. 

Las habilidades más requeridas, y más difíciles de reemplazar por la tecnología, son aquellas que requieren el contacto cara a cara: el liderazgo, la dirección de equipos, la reacción ante situaciones inesperadas, la capacidad de empatizar, el trabajo colaborativo en red y la creatividad.

McKinsey Global Institute sostiene que algunas organizaciones se encargarán de formar a su propio personal, mientras que otras piensan capacitar a algunos colaboradores (ejecutivos que consideran importantes dentro de la empresa) y subcontratar talento externo. De una u otra manera, habrá que entrenar el pensamiento analítico, la innovación, la comunicación, la flexibilidad, la capacidad de resolución y la organización, habilidades interpersonales que son difíciles de entrenar y, que, por eso, son un objeto codiciado por los reclutadores.

Es importante tomar conciencia que los avances tecnológicos impactan con mucha fuerza en los departamentos de Recursos Humanos de las organizaciones. Aunque aún queda mucho camino por recorrer, las bases están sentadas para que las empresas abran paso a la transformación digital y sean cada vez más inclusivas.

>LEE: ¿Qué empresas lograr obtener beneficios a través de tecnologías emergentes? 

tecnologíatrabajoinclusióntransformación digital

Noticias relacionadas