Tecnología

Internet de las cosas: ¿qué es y por qué es tendencia tecnológica mundial?

El internet de las cosas permite que las compañías pueden estar a la vanguardia en materia de recolección de datos y conocimiento de sus clientes, señala Jesús Sánchez, vicepresidente de Mercadeo de Open.

El internet de las cosas (Internet of Things o IoT por sus siglas en inglés) es un concepto que se refiere a la interconexión digital de objetos físicos, cotidianos, con internet. A través de la red logran establecer interacciones entre sí y con su entorno.

>LEE: Big data: ¿Qué es y por qué será clave para la supervivencia de los negocios?

El resultado de esta red interconectada se traduce en funciones independientes que facilitan la vida de las personas y que, en el caso de las empresas, arrojan datos de suma importancia que se usan para procesos de toma de decisiones y optimización del servicio al cliente.

Lo anterior se ha convertido en una de las tendencias tecnológicas con mayor crecimiento a nivel mundial. Según estimaciones de Gartner, empresa consultora de investigación de las tecnologías de la información, para el 2020 en el mundo habrá alrededor de 26,000 millones de dispositivos, además de computadoras, móviles y tablets, conectados a internet, gracias al IoT. 

Ventajas del Internet de las cosas

En el caso de las empresas de servicios públicos y telecomunicaciones, el internet de las cosas ha logrado establecer dinámicas más eficientes a la hora de agilizar los flujos de trabajo y potenciar las oportunidades de negocio gracias a aspectos como la conectividad y la movilidad.

Esta tendencia tecnológica ha facilitado la recolección de grandes volúmenes de información en temas de consumo, preferencias y problemáticas de los usuarios, datos que se encuentran siempre disponibles y actualizados. Esto representa una disminución en costos y esfuerzos operativos, ya que se reducen las actividades de back office orientadas al registro de datos y a la gestión documental.   

De acuerdo con Jesús Sánchez, vicepresidente de Mercadeo de Open, “el internet de las cosas permite que las compañías pueden estar a la vanguardia en materia de recolección de datos y conocimiento de sus clientes. Así se hace mucho más viable la posibilidad de encontrar vías para brindar servicios más personalizados, predictivos y ajustados. Lograr este tipo de tecnificación en los procesos críticos del negocio representa, sin lugar a dudas, un gran factor diferenciador frente a la competencia”.

De igual forma, el IoT fortalece la dinámica operacional de las organizaciones que prestan este tipo de servicios al involucrar procesos como la medición avanzada, la cual permite optimizar el uso de las redes e implementar acciones como el mantenimiento predictivo.

Por lo tanto, la generación de nuevas y mejores experiencias al cliente se basa también en procesos operativos eficientes que cuenten con información detallada y en tiempo real. La agilidad y la eficacia son factores transformadores a la hora de prestar servicios públicos y de telecomunicaciones de calidad.

>LEE: El 40% de las empresas podría desaparecer si no se transforma digitalmente