PQS

#LaVozdelosEmprendedores

Entérate lo que leen más de
5 millones de emprendedores

Salud

La debilidad del sistema inmunológico, por Lorena Ginocchio

Publicado el 27 de Julio

Foto: difusión

Foto: difusión

¿Por qué debemos trabajar nuestros niveles de estrés, hacer ejercicio y tener una buena alimentación? La experta Lorena Ginocchio nos da la respuesta.

En esta oportunidad presentamos a Lorena Ginocchio, destacada Lic. en Nutrición y fundadora de “Nutripasión”, quien nos brinda información sobre la debilidad del sistema inmunológico y proporciona consejos directamente relacionados con la nutrición, haciendo hincapié en la importancia de encontrar un balance entre cuerpo y mente.

Hoy vamos a hablar del sistema inmunológico. Sé que es uno de los temas más tocados dada la coyuntura, pero, si es que puedo aportar con un tip más que no tenías en cuenta, habrá valido la pena este artículo.

El debilitamiento del sistema inmunológico tiene más señales que tan solo enfermarnos: cansancio, sensación de desgano, infecciones frecuentes, reacciones alérgicas, inflamación, cicatrización lenta de las heridas, diarrea crónica o infecciones, entre otras.

Si te resfrías más de dos veces al año es una alerta, quiere decir que debes empezar a prestarle más atención a tu salud".

Actualmente vivimos expuestos a diferentes elementos que debilitan nuestro sistema inmune, como los productos químicos para limpiar nuestra casa, el uso exagerado de antibióticos, pesticidas y aditivos  en los alimentos que consumimos y claramente la exposición a la contaminación ambiental, la cual nos golpea todos los días.

Otro factor que golpea duramente a nuestro sistema inmune es el estrés, ya que este desencadena una serie de reacciones bioquímicas que suprimen la actividad normal de los glóbulos blancos. Es por ello que, cuando se habla del estrés, es mucho más que tener la espalda contracturada, es abrir una puerta a enfermarnos constantemente y envejecer de manera precoz.

En esta oportunidad te daré tips directamente relacionados con la nutrición. Sin embargo, recuerda que somos cuerpo-mente. Es por ello que debemos trabajar nuestros niveles de estrés, mantenernos activos realizando ejercicio y claramente acompañando todo con la alimentación ya que somos lo que digerimos.

Recomendaciones:

  • Los alimentos refinados  y procesados son supresores del sistema inmunológico. ¿Cómo saber si es procesado o refinado? Simple, si no salió en esa presentación de la naturaleza es procesado: galletas, azúcar, arroz blanco, harinas, postres hechos con estos ingredientes, cereales de caja, etcétera. No te dejes engañar por el marketing, te dirá que el pan que estás comprando es un ultra pita 0 colesterol pero seguirá siendo un alimento procesado.
  • Lo ideal es que los antioxidantes los obtengas de tus alimentos. Muchas veces buscamos el camino fácil que es comprarnos suplementos de antioxidantes, pero si tenemos alimentos ricos en estos nutrientes no es necesario comprarlos. El tema es que la mayoría piensa que solo obtenemos, por ejemplo, vitamina C de las naranjas y limones cuando no es así.
  • Vitamina C. Pimientos (cómelos crudos en tus ensaladas o como snack), col morada, fresas, brócoli, coliflor, kiwi, papaya, fresas, limón y naranja. Lo ideal es que comamos crudos o al dente todos estos alimentos, ya que se pierde la vitamina al cocinarlos.
  • Vitamina E. Almendras, nueces del Brasil, orejones, salmón, espinacas, quinua, kiwis, moras , nueces, acelgas, palta, avena, arroz integral, huevos y linaza.
  • Zinc. Chocolate negro, arroz integral, huevos, el maní, ajonjolí y almendras.
  • Cobre. Frutos secos, menestras, pescados y mariscos, espárragos, los huevos, tomates, chocolate negro y las especias como el curry.
  • Elige las verduras y frutas crudas (digo frutas crudas ya que también se pueden comer en avenas, compotas, etcétera). Agrega todos los días a tu almuerzo un contundente plato de verduras crudas de todos los colores y variedades que puedas. Por último, corona la ensalada con germinados. Si puedes hacer lo mismo en tu cena sería fantástico. También recuerda que mantenerte en tu peso te ayudará a defenderte mejor de las enfermedades, y consumir la fibra de las verduras nos alejará de comer alimentos con mayor densidad calórica.
  • Cambia todos tus líquidos por agua pura. Deja de “lavar” tu cuerpo con bebidas que no son agua pura. ¿Lavas tu auto con gaseosas o jugos?

Por último, como te mencioné, hacer ejercicio es vital para mantenernos sanos, pero realízalo de manera moderada y con regularidad. Entrenando 45 minutos a una hora diaria es suficiente, el ejercicio en exceso también estresa al cuerpo.

Lo importante es ejercitarnos y acompañarlo de una dieta apropiada, no entrenar para quemar todo lo que te comiste de más".

Ahora es momento de que analices todas tus comidas y hagas un cambio en la siguiente compra de alimentos, para que puedas tener un sistema inmunológico listo para dar la batalla.

 

Autora: Lorena Ginocchio

Lic. Nutricionista egresada de la UCSUR, durante años se dedicó al consultorio nutricional orientado al fitness y pérdida de peso. Trabajó en Bodytech, en Labnutrition creando el área de nutrición y durante su trabajo como nutricionista corporativa en Belcorp nació Nutripasion, empresa de concesionario de alimentos con la cual logra cada día brindar una alimentación nutritiva y balanceada a instituciones, colegios y universidades.

saludsistema inmunologicosistema inmunecuerpo humanocoronaviruscomida sananutriciónalimentaciónbuena salud

Noticias relacionadas