PQS

#LaVozdelosEmprendedores

Entérate lo que leen más de
5 millones de emprendedores

Salud

Consumo diario de bebidas deportivas o hidratantes en escolares puede causar sobrepreso y obesidad

Publicado el 06 de Febrero

Foto: difusión

Consumo diario de bebidas deportivas o hidratantes en escolares puede causar sobrepreso y obesidad

Padres de familia incluyen estos productos en la lonchera escolar sin saber los riesgos a la salud que podrían ocasionar en los menores.

El consumo diario de bebidas isotónicas (rehidratantes o deportivas) en niños y jóvenes que no realizan actividad física intensa puede ser perjudicial para su salud, advirtieron especialistas del Ministerio de Salud (Minsa).

>LEE: Chequeos a escolares: ¿En qué consiste el examen de anemia?

Dicho sector indicó que un error recurrente en los padres de familia es considerar esos productos como parte del refrigerio de sus hijos en edad escolar.

La especialista del Instituto Nacional de Salud (INS), Rosa Salvatierra, reveló que el contenido de estas bebidas con sales minerales como sodio, potasio, cloro, fosforo, magnesio y con azúcares de rápida absorción como fructuosa, glucosa, sacarosa y dextrosa son beneficiosas solo para los deportistas de alto rendimiento o que practican una actividad física intensa.

Agregó que estas bebidas sirven para reponer el agua y los hidratos de carbono y sales minerales que se consumen o se pierden por sudoración durante la actividad física cuando esta es intensa o prolongada; sin embargo, al tomarlo solo como agua y todos los días para calmar la sed, puede generar sobrepeso y obesidad, así como la aparición de caries dentales.

“Actualmente suele verse consumir estas bebidas a los escolares, tomándolas antes o después del ejercicio físico, y esto no es recomendable; primero, porque los niños y adolescentes pierden menos sales minerales por sudoración; segundo, porque la reposición del sodio que se pierde mayoritariamente por el sudor está garantizada con los alimentos de una dieta equilibrada, porque el exceso de sales minerales de estas bebidas puede condicionar el aumento de padecer hipertensión arterial en la edad adulta”, aseveró Salvatierra.

Asimismo –precisó-- las bebidas isotónicas contienen azúcares de absorción rápida, que puede contribuir a la ganancia de peso y porque el organismo al no necesitar estas sales es expulsado forzando al riñón.

La especialista manifestó que otro hecho preocupante es que los padres de los menores de edad permiten que sus hijos lo ingieran como si fuera agua durante las comidas, sin saber que esta práctica es peligrosa en personas sin actividad física alguna.

“En lugar de consumirlas, es recomendable tomar agua hervida para rehidratarse y consumir frutas como rehidratantes naturales. Algunas frutas que tienen elevadas cantidades de agua son el kiwi, uvas, tuna, tumbo, sandia, piña, peras, pepino, entre otras y también verduras como la lechuga, pepinillo, zapallo, rabanitos, caigua, tomate, apio, calabaza, entre otras”, puntualizó.

>LEE: Recomendaciones para mantenerse hidratado en verano

escolaressobrepesoOBESIDADMINSAbebidasbebidas hidratantes

Noticias relacionadas