Monsefú, tradición e innovación

Esta ciudad conserva su rica tradición artesanal en los bordados a mano, telar de cintura y tejidos en paja, lo que ha hecho que sus artesanos sean ampliamente reconocidos.

Comparte

Publicado 28 de Mayo

(Foto: Javier Onofre)
(Foto: Javier Onofre) (Foto: Javier Onofre)

Monsefú, el pequeño distrito ubicado a 15 minutos de Chiclayo, no solo es la ciudad de las flores, sino también cuna de artesanos. Desde sus entrañas, Monsefú conserva su rica tradición artesanal en los bordados a mano, telar de cintura y tejidos en paja, lo que ha hecho que sus artesanos sean ampliamente reconocidos. Actualmente, los artífices de esto han innovado en sus productos, al punto que hoy en día podemos encontrar la blusa de marinera con un diseño moderno, propicio para vestir con jeans, conservando siempre los detalles de la iconografía monsefuana.

Para contarnos sobre esto, no hay mejor persona que Jacqueline Ayasta Caicedo, artesana monsefuana representante del Consejo Nacional de Fomento Artesanal (CONAFAR) en Lambayeque. Ella nos cuenta que sumado a los productos tradicionales, durante este verano han tejido una línea de vestidos para dama que no sea solo para bailar marinera, sino que pueda usarse como prenda de moda, lo que ha tenido gran aceptación no solo en Monsefú, sino entre los extranjeros que vienen a comprar.

Además, también se han empezado a hacer vestidos para niñas con bordados típicos de Monsefú con flores como los claveles; así como camisas para varones con bordados de iconografía mochica. Estas blusas, camisas y vestidos se hacen de acuerdo a la temporada, en verano con manga corta y en invierno con manga larga.

Jacqueline nos cuenta que a Monsefú siempre llegan turistas, en gran parte extranjeros, buscando llevar la vestimenta tradicional del distrito, pero no para tenerlo guardado en un cajón, sino para usarlo. A raíz de eso, es que ella se pregunta ¿por qué las extranjeras pueden lucir una blusa de marinera con orgullo y nosotras mismas no?

Desde entonces, en la ciudad de las flores, los artesanos han innovado en sus tejidos para que las prendas se modernicen y puedan ser usadas diariamente, pero sin perder su toque tradicional.

Los artesanos hacen su llamado

Según GERCETUR, son aproximadamente 4 mil los artesanos que están inscritos en el Registro Nacional de Artesanos (RNA), quienes reciben por parte del CONAFAR capacitaciones y participan de ferias locales y nacionales exponiendo su arte.

Sin embargo, Jacqueline nos cuenta que a diferencia de otras ciudades, la artesanía en Lambayeque aún no es tan promocionada. “Nosotros quisiéramos que en las provincias de la región nos den dos o tres días de exposición. Que no sean solamente los centros comerciales los que acaparen todo, sino que el turista vea que existen espacios de cultura viva”, finalizó.

Lee también:

Autor

Javier Onofre, corresponsal de Lambayeque