Huaca de Piedra, un lugar para entrar en contacto con la naturaleza

Huaca de Piedra es un emprendimiento iniciado hace cuatro años en el distrito de Íllimo, a 40 minutos de Chiclayo, que busca consolidar las rutas turísticas de Lambayeque.

Este ecolodge está ubicado a 40 minutos de Chiclayo. (Foto: Javier Onofre)
Este ecolodge está ubicado a 40 minutos de Chiclayo. (Foto: Javier Onofre) Este ecolodge está ubicado a 40 minutos de Chiclayo. (Foto: Javier Onofre)

Entrar en contacto con la naturaleza es una de las experiencias más relajantes que uno puede encontrar para escapar del bullicio de la ciudad. Dejar unos días la rutina y disfrutar de la vida, solo, con tu familia o acompañado, es posible, solamente basta con buscar alojamientos fuera de la urbe y hacer tu reserva; sin embargo, pocos son los hospedajes que trabajan de la mano con las comunidades, a las que les ofrecen ingresos fijos, y se preocupan por la sostenibilidad del medio ambiente como lo hace el Ecolodge Huaca de Piedra.

Huaca de Piedra es un emprendimiento iniciado hace cuatro años en el distrito de Íllimo, a 40 minutos de Chiclayo, que busca consolidar las rutas turísticas de Lambayeque, alineado a los objetivos del desarrollo sostenible: económico, social y ambiental. Empezó como un albergue para las familias de la comunidad y con el paso del tiempo se ha convertido en un ecolodge con todas las comodidades como piscinas, habitaciones superiores, salón de restaurante, entre otras.

El gerente de este emprendimiento, Dante Díaz Vásquez, nos cuenta que son doce las familias alojadas en el albergue, quienes, además de ser socios, se dedican a trabajar en el lugar.

“Nosotros tratamos, en la medida de la posible, de comprar todos los productos a las familias de la zona como carne de chancho, pato, frutas como el mango y maracuyá; y como somos conscientes de la necesidad que tienen, les pagamos un precio justo. Por ejemplo: antes un poblador tenía que vender un pato a S/ 20, pero nosotros lo adquirimos, pelado y por kilos a S/ 60”, señaló.

Dado que la zona es inundable, Huaca de Piedra también está atento a cualquier fenómeno natural que pudiera ocurrir, tal como sucedió el año pasado con El Niño costero, en la que gran cantidad de gente perdió todo y el ecolodge les brindó su apoyo.

Asimismo, la sostenibilidad del medio ambiente es un pilar fundamental, por lo que se usan materiales de la zona como el Guayaquil, además de contar con sistemas de biodigestor, luces led y una piscina con agua recirculada constantemente. En tanto, los residuos sólidos son tratados para ser reciclados.

Respecto a los visitantes, Huaca de Piedra les ofrece a sus huéspedes la visita al bosque de Pómac, a Túcume, así como un paseo en caballos de paso, cicloturismo, entre otras actividades, siempre provistas por socios de la zona; además, claro, del hospedaje que cuenta con piscina y un amplio espacio de contacto con la naturaleza.

“Nuestro sueño es convertir Huaca de Piedra en un lodge boutique, donde las personas encuentren algo diferente y especializado para un público que sepa apreciar este servicio. Los invitamos a disfrutar esta experiencia donde pueden pasar un momento de tranquilidad familiar en compañía de la naturaleza”, finalizó.

Lee también:

Autor

Javier Onofre Bances, corresponsal de Chiclayo