A ras de cancha

El último tango del Romántico

“Todo aquel fanático del fútbol sabe lo que significa Riquelme para este deporte y todo lo que aportó tanto en goles y maravillosas jugadas que solo una mente privilegiada como la de él puede hacer en un gramado”

El último tango del Romántico
El último tango del Romántico El último tango del Romántico

Siete de diciembre del 2014 sería su último partido, la última vez que lo veríamos de traje corto y luciendo esa espléndida 10 en su espalda. Como una vez lo escuché en un cuento de Quique Wolff que lo llamó “El último Romántico”, así te recordamos Juan Román. Todo aquel fanático del fútbol sabe lo que significa Riquelme para este deporte y todo lo que aportó, tanto en goles y maravillosas jugadas, que solo una mente privilegiada como la de él puede hacer en un gramado.

Tantos campeonatos que ganó, entre ellos 3 Copas Libertadores, 1 Copa Intercontinental ganándole al Real Madrid con una actuación majestuosa digna de una final, 1 Medalla de Oro con la selección Argentina en los J.J.O.O. de Beijing 2008. Todos los que conocemos a Román recordamos sus famosas jugadas, como el caño Yepes en La Bombonera o el pase a Palermo para el segundo gol de Boca en la Intercontinental. Muchas de estas jugadas, cuando las imaginamos, pensamos que hubiesen sido ayer y nos da un poco de nostalgia y ganas de verlo nuevamente jugar como era hace algunos años.

Hace un tiempo, Riquelme dio una conferencia de prensa en la que dijo, para la alegría de los que amamos el fútbol y admiramos a Román, que saltará una vez más al gramado de La Bombonera. A veces la vida no es justa, pero esta vez, para diciembre de este año, la vida nos sonríe y nos dará esa alegría que sentíamos al ver a Román divertirse jugando fútbol.

La despedida que nunca tuvo será, por fin, el 12 de diciembre en La Bombonera, que casualmente es también el día del hincha de boca, que dicho sea de paso, es el club de sus amores.

Los que te queremos, contamos los días para que esa fecha llegue y podamos disfrutar una vez más, porque quizá sea, ahora sí, la última vez. Pero tendremos videos para nuestras futuras generaciones a las que le contaremos sobre ti, cuando un niño me pregunte cómo se juega al fútbol, voy a sonreír, daré un suspiro y le preguntaré: ¿alguna vez escuchaste hablar sobre Riquelme?

Sin más que decir, espero a verte nuevamente jugar con ese 10 en la espalda para tu último baile, tu último juego, entre otras palabras: “El último tango del Romántico”.