Pulso Tributario

¿Cómo debe ser el nuevo jefe de la SUNAT?

¿Cuáles debería ser las principales características que debería tener el superintendente nacional de la SUNAT de cara al Bicentenario?

Comparte

Publicado 08 de Noviembre

Como especialista en recursos humanos, ex trabajador de la SUNAT de Arequipa e Ica y capacitador quiero plantearme la tarea de describir las principales características que debería tener el superintendente nacional de la SUNAT de cara al Bicentenario.

1. De preferencia que sea un funcionario de carrera.

Soy consciente que hay varios ex funcionarios de la SUNAT muy competentes y dignos para asumir este cargo, pero considero que ante la necesidad de motivar la continuidad de los trabajadores con comportamiento ético y con capacidad de gestión al interior de la SUNAT, y también a los recién ingresantes, seria estratégico y justo reconocer el talento que hay en “casa”. No olvidemos que el último jefe de la SUNAT, Víctor Shiguiyama, era externo a la SUNAT. Ahora, le toca el turno a uno de casa con visión nacional. 

2. Debe dar prioridad al fortalecimiento ético y lucha contra la corrupción

No habrá ampliación de la base tributaria ni incremento sostenido de la recaudación tributaria, si no limpiamos primero la casa de aquellas personas que traicionan sus principios y le juegan “chueco” a la SUNAT. No podemos tolerar la impunidad ante la corrupción al interior de la SUNAT. Esto tiene que ver mucho con la imagen institucional que necesita ganar la SUNAT, a través de acciones concretas, permanentes, desconcentradas y difundidas hacia una cultura de integridad. Por lo tanto, el nuevo jefe de la SUNAT debe gozar de una buena imagen. 

3. Comunicativo y con habilidad docente

La SUNAT del Bicentenario necesita una persona que lidere una comunicación clara, fluida y permanente entre la SUNAT y la ciudadanía debidamente organizada. De preferencia que haya hecho radio, televisión o ejercido la docencia universitaria para que pueda promover directamente el diálogo con los contribuyentes y potenciales contribuyentes. El próximo jefe de la SUNAT debe apostar por invertir recursos en la producción de espacios institucionales propios donde se haga docencia tributaria y aduanera con casos útiles de la vida real. El nuevo jefe de la SUNAT debe sentir pasión por la investigación y docencia tributaria y aduanera hacia la gente. 

4. Negociador y práctico

Se sabe que hay muchos conflictos al interior de la SUNAT y bombas de tiempo que pueden llegar a judicializarse. Por ese motivo, la SUNAT necesita un líder negociador, conciliador y mediador, dependiendo del caso. El nuevo jefe de la SUNAT debe trabajar mucho en las estrategias institucionales orientadas a la prevención de conflictos y la unión de todos los integrantes de la administración tributaria, que a pesar de haber experimentado una fusión hace dieciséis años, sigue existiendo un divorcio cultural institucional.

Al ser la propuesta un trabajador de carrera, se confía que con su conocimiento amplio de la SUNAT y su actitud de visitar todas las dependencias de la SUNAT a nivel nacional para conversar con los contribuyentes y personal de servicios, se debería lograr decisiones rápidas e inteligentes para mejorar la relación administración – administrado. La SUNAT necesita un jefe que se preocupe y sea práctico en las medidas que ayuden a eliminar todas las barreras burocráticas contenidas en el TUPA de la SUNAT y empoderar el rol efectivo de la Defensoría del Contribuyente y Usuario Aduanero.

5. De preferencia que sea de la carrera o cuente con posgrado en psicología, educación o afines

SUNAT ha tenido abogados, contadores, economistas e ingenieros en el cargo máximo. Soy de la opinión que llegó la hora de priorizar la parte mental y humana en la SUNAT. Sin perjuicio de los conocimientos y experiencias en el ámbito tributario y/o de la administración tributaria que debe poseer el aspirante al cargo. La tributación no solamente es economía, finanzas, proyecciones y leyes; sino también sociología, filosofía, liderazgo, ética, trabajo en equipo y mucho más.

Mis mejores deseos a la distinguida colega abogada Claudia Liliana Concepción Suarez Gutiérrez, en su posición actual al frente de nuestra recordada SUNAT. ¡Sí se puede! 

>LEE: ¿Quieres postular a SUNAT? ¡Sigue estos cinco consejos claves!