Pulso Tributario

¿Cómo es la cultura tributaria municipal?

"Un candidato a Alcalde y/o a Regidor debe tener cultura tributaria municipal y promoverla con veracidad y objetividad durante la campaña y en su gestión". 

Comparte

Publicado 12 de Octubre

Hay que promover valores en el comportamiento de las autoridades municipales, funcionarios y servidores públicos que alienten la ética pública.
Hay que promover valores en el comportamiento de las autoridades municipales, funcionarios y servidores públicos que alienten la ética pública. ¿Cómo es la cultura tributaria municipal?

Es ambicioso hablar de cultura tributaria municipal en un país carente de una gran reforma política nacional; seguimos avanzando en medio de un desorden político e institucional característicos de nuestra cultura. Una cultura que lamentablemente tolera la corrupción y el facilismo.

>LEE: ¿Por qué es importante la orientación al contribuyente?

Prueba de ello son las amnistías tributarias promovidas por las autoridades municipales salientes y muy posiblemente por las entrantes bajo la justificación “siempre ha sido así”. Por eso, en mi opinión, estas elecciones que terminaron constituyeron una valiosa oportunidad para hacer docencia tributaria por parte de los candidatos a Alcalde.

Un candidato a Alcalde y/o a Regidor debe tener cultura tributaria municipal y promoverla con veracidad y objetividad durante la campaña y en la gestión municipal. Lamentablemente, en los foros y/o debates no se considera como tema a tratar la tributación municipal, lo cual demuestra la ignorancia del rol de la gestión tributaria en el éxito de la gestión municipal.

Según, el Código Tributario, la administración tributaria en general tiene la obligación de informar y orientar a sus contribuyentes. Por lo tanto, exhorto a que las nuevas autoridades municipales prioricen la buena información y orientación tributaria municipal a sus vecinos, a través de los diferentes medios de comunicación y en el idioma que predomine en el lugar.

Las autoridades salientes deben dar ejemplo de transparencia y compromiso, trabajando con dedicación hasta la última hora de su periodo. Asimismo, las autoridades electas deben predicar con el ejemplo y ser buenos contribuyentes y estar al día en el pago de sus impuestos y arbitrios, de ser el caso.

Y en caso de tener negocios o tiendas, contar con sus respectivas licencias y permisos de acuerdo a ley. La formalización de las actividades económicas va de la mano con la promoción de la cultura tributaria municipal, por eso vale la pena apostar por ella. No lo veamos como un gasto más, sino como una buena inversión.

Es común, ver en el Perú, la debilidad institucional de las áreas de rentas de las municipalidades con ambientes inadecuados, pocos profesionales, escasa especialización, tecnología y equipos. Esa realidad refleja que la cultura municipal debe cambiarse, de lo contrario tendremos una mayor corrupción en la recaudación tributaria municipal.

Por mi experiencia como excandidato a la Alcaldía de Ica recomiendo promover nuevos valores en el comportamiento de las autoridades municipales, funcionarios y servidores públicos que alienten la ética pública como base del desarrollo de los pueblos del Perú.   

>LEE: ¿Estamos obligados a pagar los arbitrios municipales?