PQS

#LaVozdelosEmprendedores

Entérate lo que leen más de
5 millones de emprendedores

Opinión

El silencio de los inocentes, por José Ignacio Beteta

Publicado el 14 de Setiembre

En su reciente artículo, José Ignacio Beteta, presidente de la Asociación de Contribuyentes del Perú y director del Centro de Desarrollo Integral - Cendeit, nos comparte su opinión sobre la coyuntura política peruana actual y de qué manera impacta en los pequeños y medianos empresarios.

Esta última bronca entre Vizcarra, Alarcón, Luna y sus amigos, nos ha demostrado nuevamente que las redes sociales son una burbuja que en algún momento debemos pinchar.

En ellas, especialmente en Twitter, uno encuentra a poco menos de un millón de personas, de diversa edad y condición económica, peleando, insultándose, exagerando argumentos y transmitiendo información casi siempre ambigua o falsa.

Lo peor es que el famoso “social listening” (escucha social) se realiza sobre la base de este puñado de activistas con opiniones que pocas veces se conectan con las de sus opositores o con las de aquellos que quieren vivir en paz. Es decir, empresas y gobierno terminan “escuchando” a un grupo reducido de huelguistas digitales, más o menos elegantes, que no quieren escuchar, colaborar, y tampoco se preocupan por los más necesitados.

Mientras tanto, sometidos a un silencio involuntario, los emprendedores más formales la pasan mal. A algunos los créditos de Reactiva o FAE Mype no les han servido mucho por las trabas que encuentran para operar. Los fiscalizadores municipales buscan cualquier excusa para cerrar sus negocios, por encontrar una mosca o un niño que de casualidad entró y no se dieron cuenta. Por supuesto, luego les piden coimas para que puedan abrir sus locales nuevamente.

Fíjense en lo que pasó hace pocos días: desbarataron una olla común que se dedicaba a atender a la gente más pobre. Esta es la actitud natural del Estado y sus funcionarios frente a cualquiera que quiere ganar dinero, crecer o ayudar. Y todos estos inocentes no están en redes sociales peleando, ni son el centro de la atención, se los aseguro.

Pasa lo mismo con los emprendedores más informales. Necesitan comida, trabajo, crédito, seguridad. Pero el gobierno los olvida y en vez de atraerlos al sistema, piensa que con dos o tres bonos “universales” está haciendo mucho. La gente no quiere un regalo extraordinario, quiere oportunidades para salir adelante y trabajar, y espera que esa “formalidad” que les exigen les sea útil para ganar, crecer y vivir en paz.

Conclusión: mientras presidente y congresistas, ambos cortados con la misma tijera y con una viga en el ojo, siguen arrastrando a la prensa y las redes sociales a contemplar su juego de tronos, el debate olvida y silencia a los verdaderos inocentes, empresarios más formales o informales, aún cuando son ellos los que pagan el sueldo de estos políticos, sus audios, abogados, medidas cautelares y representantes ante la OEA.

Este es el verdadero "silencio de los inocentes". ¿Ahora entienden por qué deberíamos golpear nuestras ollas? Nuestras ollas deberían sonar por estos empresarios que mantienen el país, no por líderes de barro que no hacen nada por llenarlas con comida u oportunidades de trabajo.

 

Por José Ignacio Beteta, presidente de la Asociación de Contribuyentes del Perú y director del Centro de Desarrollo Integral - Cendeit

Twitter: 
@jibeteta 

Instagram: @jibeteta

Blog: https://joseignaciobeteta.pe/

políticaPerúeconomíacrisis económicaconsejo de ministrosredes socialesemprendedores

Noticias relacionadas