NLínea

¿Te atreves a reemplazar la carne?

Hoy iniciamos la semana con un lunes sin carne. Te reto a hacerlo. No significa que te conviertas en vegetariano o vegetariana, puedes empezar con un día a la semana. A continuación te dejo una receta a base de garbanzos.

Comparte

Publicado 18 de Abril

Salud, nutrición, carne, garbanzos, receta
Salud, nutrición, carne, garbanzos, receta ¿Te atreves a reemplazar la carne?

Hoy iniciamos la semana con un lunes sin carne. Te reto a hacerlo. No significa que te conviertas en vegetariano o vegetariana, puedes empezar con un día a la semana.

> LEE: Salud de la piel y nutrición

Muchos expertos en nutrición han llegado a la conclusión que evitar el consumo de carne roja por completo en tu dieta puede privar a tu organismo de un importante aporte de vitaminas, y nutrientes los cuales no pueden conseguirse por otras vías, como los vegetales o cereales, con la misma abundancia y calidad.

Sin embargo, también es cierto que la carne causa determinadas reacciones en el cuerpo ya que no aporta energía sino que la consume. Por otro lado, carece de la fibra necesaria para la evacuación correcta y la salud intestinal.

¿Mi recomendación? No la elimines de tu dieta (menos si es un ingrediente del cual disfrutas), pero si sería bueno que limites su consumo.

Gracias al desarrollo de la tendencia por alimentarse de manera más saludable, podrás encontrar muchas recetas para reemplazar la carne en tu dieta. Y lo más importante, un gran listado de ingredientes que puedes utilizar para reemplazarla de manera saludable.

Yo te dejo aquí una de mis favoritas. Puedes preparar unos garbanzos pero como una ensalada!!!

Los garbanzos son legumbres con muchas propiedades nutricionales. Son muy energéticos, nutritivos y tienen gran contenido en vitaminas, minerales, fibra y proteína. Es decir, son un ingrediente básico para llevar una dieta saludable.

Solo debes mezclar bien los ingredientes a continuación y disfrutar. Rico, fácil y rápido.

Ingredientes:

(Rinde 1 porción)

  • 1 taza de garbanzos cocidos
  • 1/4 de palta en trozos
  • 2 cucharadas de queso ricotta o fresco
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • Limón, sal, pimienta

> LEE: El desayuno