Innovadores

¿Quieres emprender?: Empieza haciendo

Para trabajar en cosas que te apasionan tienes que empezar haciendo lo que te apasiona, no sirve de mucho sentirse inspirado si luego no se traduce en acciones concretas y proporcionales a lo que buscas.

Comparte

Publicado 10 de Mayo

¿Quieres emprender?: Empieza haciendo
¿Quieres emprender?: Empieza haciendo ¿Quieres emprender?: Empieza haciendo

Hace ya casi dos años que me he dedicado a tiempo completo a emprender. Dejando la vida cómoda en mi oficina, con un asistente que reciba llamadas y maneje mi agenda. Saliendo de una vida que, si bien me brindaba oportunidades en muchos aspectos, al final del día me dejaba con una inquietud interior que no me dejaba tranquilo.

>LEE: MVP: el producto mínimo viable de tu emprendimiento

Esa experiencia de que no encajas por completo en lo que vienes trabajando, en un sistema que te dice que no arriesgar es lo correcto, y que mientras cumplas los pasos de tu rutina todo va a estar bien. Que te vende la idea de que el éxito se mide por la cantidad de dinero que generas.

Terminaba odiando los lunes, y también las noches de los domingos. Alguien me dijo por ahí que “Lo feo de los lunes es que empiezan el domingo en la noche”. Y también, evidentemente, anhelando que sea viernes para relajarse, sí, pero también para dedicar tiempo a los llamados proyectos propios.

Es un cálculo simple: la semana tiene 7 días, si dedicas solo 2 días (descontarle otras actividades personales) a hacer lo que te apasiona, y los otros 5 días a lo que “tienes que hacer”, siempre intentarás incrementar las horas de esos dos días y reducir las horas a esos cinco días, y al ver que no es factible terminarás con determinado grado de frustración; si lo ves como algo “normal” te felicito, bien por ti, pues todo se vuelve más sencillo.

El problema viene cuando experimentas que esa frustración se incrementa poco a poco, lentamente, en tus narices. ¿Realmente esto es?, ¿Es esta es la vida que me toca vivir y no hay otra alternativa?

Aunque pareciera que esta reflexión se centra solo en dejar tu actual trabajo y emprender, no se trata solo de tener tu propio negocio, creo que esto aplica también para seguir profesiones relacionadas con la cocina, pintura, música, baile, u otro tipo de ocupación artística o poco convencional, según los cánones habituales en los que vivimos.

Estoy convencido que uno debe buscar (mientras pueda) trabajar en lo que le permita desplegarse como persona, donde su pasión y amor por lo que hace le permita vivir el encuentro (con la naturaleza, con los demás, contigo mismo y con Dios) de forma que su trabajo pueda estar siempre al servicio de otras personas.

Actualmente tengo una pequeña empresa que brinda servicios de gestión de la innovación, a través de proyectos y entrenamiento, para empresas grandes y medianas. Esto me permite conocer muchas personas, tener interacción con ellas, a veces viajar, aprender y ayudar a que la gente tenga ideas distintas. No lo hago por dinero, lo hago porque me ayuda a ser más feliz.

Me he dado cuenta que sirve de poco el mensaje alentador del coach: “Sí se puede, lucha por lo que mereces!” o “Haz realidad tus sueños”, pues no ayudará mucho en el camino que cada uno tiene. Para trabajar en cosas que te apasionan tienes que empezar haciendo lo que te apasiona, no sirve de mucho sentirse inspirado si luego no se traduce en acciones concretas y proporcionales a lo que buscas.

Si rompes cosas en el camino es una buena señal, no más quejas ni bonitas palabras, empieza haciendo.

Dejo este cortometraje animado titulado "Alike", dirigido por Daniel Martínez Lara y Rafa Cano Méndez, creo que describe mejor la idea que quiero transmitir pero desde la perspectiva de como destruimos la creatividad en los niños. Por algo ha tenido millones de visitas en pocos meses y ha ganado el Premio Goya (2016).

>LEE: ¿Startup? Te explico el término

Autor

Luis Delgado
Luis Delgado