PQS

#LaVozdelosEmprendedores

Entérate lo que leen más de
5 millones de emprendedores

José del Castillo y La Red

Publicado el 22 de Julio

¿El emprendimiento es hereditario o contagioso? En este caso se lleva en los genes, revela el administrador y chef del restaurante cevichería La Red, José del Castillo, quien vio a su madre trabajar en este negocio desde hace más de 30 años.

El proyecto en breves

¿El emprendimiento es hereditario o contagioso? En este caso se lleva en los genes, revela el administrador y chef del restaurante cevichería La Red, José del Castillo, quien vio a su madre trabajar en este negocio desde hace más de 30 años.

Puntos clave

Detalles

Esta es mi historia

En el año 81, la señora Isolina Vargas llevada por la necesidad de mantener a cuatro hijos fundó "La Red", un restaurante que comenzó con "una barrita y cuatro sillas", en la que comían mecánicos de la avenida La Mar, en Miraflores. "Tenía solo un libro de recetas y era su última oportunidad de salir adelante", revela José.

De la barra pasaron a tener dos mesas y luego tres. José y sus hermanos trabajaban en el restaurante e iban al colegio. Años después ingresaron a la universidad y de todos los hijos de doña Isolina, quedó el que es hoy administrador de 'La Red'. "La gente hacía cola por comer, así que decidí estudiar administración de empresas y cocina para ayudar, mientras mi mamá decidió incluir nuevos platos a la carta", revela.

José del Castillo es un cocinero de vocación y profesión. Con lo aprendido en las aulas ayudó a que el restaurante siga creciendo (hoy tiene dos locales y muchos proyectos). "Lo que nos ha ayudado es que nos gusta lo que hacemos", cuenta. 

Creciendo

"La Red tiene la gran responsabilidad de tener muchísimas familias a cargo", señala José al comentar el crecimiento del negocio y el número de trabajadores. Agradece a su madre, quien les enseñó a cuidar hasta el último detalle del negocio, para que este sea reconocido por los clientes.

Lo más complicado

José y sus hermanos trabajaban en el restaurante e iban al colegio, "Sin capacitación y educación, nada está completo", dice.

El mayor logro

José del Castillo es un cocinero de vocación y profesión. Con lo aprendido en las aulas ayudó a que el restaurante siga creciendo (hoy tiene dos locales y muchos proyectos).

Mi consejo para los jóvenes PQS

"Para poner un negocio de este tipo y cumplir con tu sueños, hay que tener la convicción, paciencia y las ganas".