Finanzas Personales

¿Te sobró algo de tu “grati”? Aprende a administrar ese dinero

Si todavía tienes un dinero “guardadito” y quieres darle buen uso estos consejos son para ti. 

Comparte

Publicado 07 de Agosto

Para la mayoría de trabajadores el cobro de la gratificación (o “grati”) es como un dinero caído del cielo. Muchas personas se apresuran a gastarlo todo sin saber administrarlo correctamente. 

>LEE: Cómo elaborar un plan financiero personal

Si eres de los que les gusta ahorrar en lugar de comprar objetos innecesarios y todavía tienes un dinero “guardadito”, los especialistas en educación financiera del programa “Aprende y Crece” de Banco Azteca, te brindan algunos consejos para administrar lo que te ha sobrado de gratificación:

1. Haz una lista de las cosas que necesitas o deseas comprar

Ordénalas por importancia y apégate a ella: Esto te ayudará a determinar qué gastos son realmente necesarios y ser realista con tu presupuesto.

2. Antes de comprar algo pregúntate: ¿Si no estuviera en oferta lo compraría? O ¿realmente lo necesito?

Si la respuesta es no, no hay nada más que decir, es una compra emocional. Si no lo necesitas, no lo compres.

3. Aprovecha las ofertas para comprar los artículos duraderos que necesita tu hogar

Como una lavadora o un refrigerador: Piensa en destinar el mayor porcentaje de la parte de la “grati” que vas a gastar en algo que te dure. Si la vieja lavadora está fallando, comprar una nueva sería una buena inversión.

4. Si piensas adquirir artículos a crédito, revisa tu presupuesto para estar seguro de que podrías pagar la deuda sin apuros

La sensación de liquidez que nos da el cobro de la gratificación es pasajera y debes tenerlo muy presente, calcula cuánto pagarás y si esto produce un desbalance en tu presupuesto mensual.

5. Revisa tus ingresos y gastos (sin olvidar tus deudas), determina un tope máximo a gastar

Los especialistas en educación financiera de “Aprende y Crece” aseguran que la mejor opción es destinar parte de la “grati” al ahorro.

6. Para evitar endeudarte puedes tomar una parte de tus ahorros

Siempre y cuando no tengas destinada esta parte de tus ahorros a una meta específica. La idea es evitar los intereses del pago con tarjeta de crédito. Puedes “simular” que pagas una cuota devolviendo el dinero a tus ahorros cada mes.

7. No todo es comprar, también puedes invertir

Si está en tus planes emprender un negocio aprovecha la “grati” para hacerlo realidad. No necesitas gastar todo tu dinero, también puedes utilizar una parte como una inversión inicial. Otra opción es invertirlo en programas de ahorro que se acomoden a tus necesidades. 

>LEE: Cómo sanar tus finanzas tras los gastos de Fiestas Patrias