Finanzas Personales

¿Por qué no te alcanza la plata?: Identifica tus “fugas de dinero”

¿A quién no se le antoja un cafecito o algo dulce en las mañanas o al salir del trabajo? Bueno, todos estos comportamientos espontáneos son algunas de las principales causas por las cuales no estamos llegando al final del mes cómodamente, las llamaremos “fugas de dinero”.

Una de las sensaciones más incómodas es llegar al final de mes y descubrir que nuestra cuenta bancaria está prácticamente en cero. Esto nos puede provocar estrés, ansiedad y, en algunos casos, puede afectar nuestra salud.

>LEE: Receta para reducir tus gastos

Si no alcanza el dinero surgen varias ideas en nuestra mente sobre por qué pasó esto. A lo mejor no ganamos lo suficiente, nuestra renta es alta, la inflación nos jugó en contra, usamos mucho las tarjetas de crédito o no debimos comprar alguna cosa.

¿A quién no se le antoja un cafecito o algo dulce en las mañanas o al salir del trabajo? Bueno, todos estos comportamientos espontáneos son algunas de las principales causas por las cuales no estamos llegando al final del mes cómodamente, las llamaremos “fugas de dinero”.

El Programa de Educación Financiera del Banco Azteca, Aprende y Crece, nos explica cómo identificar nuestras fugas de dinero para eliminarlas.

¿Qué son las Fugas de Dinero?

Son los gastos que se realizan de manera cotidiana, que no se registran en nuestro presupuesto, y consumen un porcentaje importante de nuestros ingresos. Aquí encontramos esos “gustitos” como la cenita en la calle, una gaseosa, helados, etcétera.

Las fugas de dinero se dan principalmente porque no somos conscientes de nuestros gastos; pero no te preocupes, si prestamos atención podremos llegar a final de mes, e incluso ahorrar. 

¿Qué puedes hacer para eliminar tus fugas de dinero?

Ordenarlas o clasificarlas en rubros es la mejor solución. De esta manera podrás identificarlas de manera inmediata y así darle orden al caos financiero.

Los rubros de fugas de dinero a los que debes prestar atención son:

1. Transporte

¿Te ha pasado que prefieres tomar un taxi en lugar de caminar? Aquí el truco es identificar el costo beneficio de nuestra movilidad. Por ejemplo, se justificaría si se nos hizo tarde y tuvimos que tomar un taxi de emergencia, ¡A cualquiera le pasa! Pero si este problema se repite todas las mañanas, pues claro que afectará nuestras finanzas. Optemos por medios de transporte como la bicicleta, transporte público o caminar.

2. Antojos

Por ejemplo, el café que compramos todas las mañanas, golosinas o comer todos los días en la calle en lugar de preparar nuestra comida en casa. Identifica cuánto estás gastando y cómo esto repercute en tu presupuesto.

3. Digitales

Son nuestras suscripciones mensuales a plataformas digitales como videojuegos, servicios de streaming de video o música, etcétera.

4. Entretenimiento

Todas esas visitas improvisadas al cine, teatro, a un bar o discoteca, o cualquier actividad que signifique un gasto no planificado en el mes.

Aprende y Crece, Programa de Educación Financiera de Banco Azteca, te recomienda seguir las siguientes instrucciones para eliminarlas de una vez por todas.

Paso 1: Identificar tus Fugas de Dinero

Identifica y apunta cuánto dinero gastas al día, a la semana y mensualmente en cada rubro y súmalos. Lo importante es tener un mapa general de tu situación.

Paso 2: Un presupuesto para tus fugas

Una vez que identificaste cuanto te están costando tus fugas de dinero crea un presupuesto que te ayude a administrar todos aquellos antojos.

Escribe la siguiente información ya que te ayudará a determinar el presupuesto para tus fugas.

  • Identifica cuánto es tu ingreso neto al mes
  • A tu ingreso neto réstale todos tus gastos fijos (mensuales): alquiler, créditos, colegiaturas, servicios (agua, luz, etcétera), ahorro.
  • Ahora sustrae tus gastos en mensuales en: alimentos, transporte (gasolina, transporte público, taxis) y medicinas
  • IMPORTANTE. Si no te queda dinero después de este paso tienes que ajustar tu presupuesto de manera urgente. Olvídate de los gustitos por un tiempo.
  • Si al cubrir tus gastos fijos te queda dinero, asigna una cantidad a cada uno de los rubros de tus fugas. (entretenimiento, antojos, transporte individual -taxis-, aplicaciones).
  • ¡Listo!, ya tienes determinado cuánto asignarás a tus fugas de dinero, ahora estás camino a estabilizarte financieramente.

>LEE: Consejos para construir un buen historial crediticio