Finanzas Personales

Cómo cuidar tus finanzas en Semana Santa

Si no planificas bien lo que harás durante el feriado y gastas sin pensar en las consecuencias, tus finanzas podrían verse afectadas. Para que eso no suceda tomas nota de estos consejos.

Comparte

Publicado 02 de Abril

Para muchos la llegada de un feriado largo, por ejemplo, con motivo de Semana Santa, es el momento perfecto para descansar en compañía de la familia o de los amigos y recuperar fuerzas para cumplir con el trabajo o estudio.

>LEE: Cinco tips para fomentar el hábito del ahorro

No obstante, si no planificas bien lo que harás durante el feriado y gastas sin pensar en las consecuencias, tus finanzas podrían verse afectadas. Para que eso no suceda tomas nota de estos consejos: 

1. Prepara un presupuesto

Escoge las opciones de entretenimiento que más te gusten y haz un presupuesto. Así sabrás cuánto dinero necesitarás y no gastarás de más. Un presupuesto te ayudará a organizarte, evitará que te falte dinero cuando pase el feriado y no tendrás que endeudarte.

2. Busca los descuentos

Si no vas a salir de tu ciudad en feriado, lo recomendable sería que chequees los descuentos en los establecimientos que te interesen. Puede ser que te topes con ofertas interesantes o, por el contrario, debas evitar algunas actividades cuyos precios podrían subir por la época.

3. Controla tu tarjeta de crédito

Si vas a usar tu tarjeta de crédito para financiar tu feriado, no alargues mucho el periodo de pago. Fija como plazo máximo entre tres y seis meses, de lo contrario se te juntará con el pago del siguiente feriado y el regalo para el Día de la Madre.

4. Evita utilizar los ahorros destinados a otras cosas

Si tienes ahorros para emergencias, estudios, inversiones a largo plazo o gastos médicos, no caigas en la tentación de usarlos durante los días de feriado; no vale usar la excusa de que ya repondrás ese dinero. ¡Sé responsable!

5. Recuerda, no es necesario gastar y gastar para pasar un buen rato

Las cosas sencillas también le dan sabor a la vida. No es necesario que hagas un gran viaje para aprovechar el feriado, puedes visitar las iglesias, los museos, el Parque de las Leyendas u otros lugares que no te demandarán mucha inversión y te permitirán conocer más.

Es comprensible que quieras salir durante un feriado, pero si tu presupuesto está ajustado tendrás que limitar algunas actividades o, incluso, pensar en lugares no muy lejanos para vacacionar.

>LEE: Consejos para construir un buen historial crediticio