Finanzas Personales

Sigue estas estrategias para controlar tus gastos

Presta atención a las siguientes recomendaciones que te darán una idea de cómo manejar adecuadamente tu dinero.

Comparte

Publicado 18 de Abril

Es importante que aprendas a controlar y administrar bien tus gastos, solo así podrás evitar problemas desagradables como sobreendeudarte y quedarte sin dinero antes del día de pago o en medio de un imprevisto.

>LEE Infografía: aprende a elaborar un plan financiero 

Si te has propuesto ahorrar y ser más disciplinado con tus finanzas personales, estos consejos te ayudarán a alcanzar tus objetivos y controlar tus gastos.

1. Has un balance de tu patrimonio

Para ello deberás calcular el valor de todo tu patrimonio activo y restarle todas tus deudas, de esta manera podremos diagnosticar la magnitud de nuestro problema financiero.

2. Identifica tus hábitos de gastos

Para esto lo recomendable es que hagas una lista de todos los gastos que tuviste este mes, sin dejar ninguno fuera, no importa que tan pequeño sea. Esta es una técnica muy útil para determinar en qué te gastas el dinero.

3. Organízate

Bueno, ya has hecho un balance de los recursos que tienes y has identificado tus gastos ¿qué sigue? Pues hacer un presupuesto en el que destinarás un porcentaje para los gastos necesarios, otro para pagar deudas, otro para ahorrar y otro destinado a recreación.

4. Sé realista

Al momento de elaborar tu presupuesto debes asignar el porcentaje que destinarás a cada gasto. Para ello deberás tomar en cuenta la información que obtuviste de tu balance de patrimonio y  de tus hábitos de gastos. Siempre piensa qué es lo más importante a la hora de clasificar el uso del dinero.

5. Ahorra

Empieza a ahorrar cuanto antes y si no te has acostumbrado a hacerlo debes mentalizarte ya. Una buena forma de comenzar es usando esos pequeños gastos diarios que pueden esperar, son innecesarios o excesivos. En lugar de comprarte varios café al día, un refresco, un jugo, un triple, toma ese dinero y guárdalo.

6. Aprovecha los ingresos extraordinarios

Ahorra cualquier ingreso extraordinario que recibas o que no estaba previsto, como pago de deudas, bonos, horas extras, etcétera. ¡No caigas en la tentación de gastártelo todo!

7. Usa las tarjetas de crédito con moderación

Trata de usar tus tarjetas de crédito para gastos imprevistos y no cedas al impulso de utilizarlas constantemente, sobre todo si no tienes un gran ingreso que te permita cubrir la deuda sin atrasarte en los pagos.

>LEE: Cinco consejos para tener finanzas sanas todo el año 

Vía: Vida Profesional