Emprendimiento

Mistura 2016: helados artesanales buscan revalorar la producción de altura

Puno. Asociación de mujeres y jóvenes productores ofrece postres saludables hechos con quinua, cañihua, tarwi y otros granos andinos producidos sobre los 3,800 msnm. 

Comparte

Publicado 09 de Septiembre

Los helados artesanales de Puno buscan llegar a los paladares más exquisitos de Mistura.
Los helados artesanales de Puno buscan llegar a los paladares más exquisitos de Mistura. Mistura 2016: helados artesanales buscan revalorar la producción de altura

Leche condensada, quinua tostada, hielo y una máquina artesanal con rodillo son los elementos necesarios para preparar este cremoso postre conocido como la “raspadilla puneña”.

>LEE: Mistura 2016: el sabor solidario de los productos D’Laly

Con esta presentación del grano andino de oro, la Asociación de Mujeres y Jóvenes Productores Transformadores Rurales de Quinua de Puno busca llegar a los paladares más exquisitos de la feria Mistura 2016.

Giovanna Choque Cruz, presidenta de la asociación, compartió con PQS los logros y retos de los productores de la zona más alta del Perú.

“Aún existe rechazo al consumo de granos andinos, por eso buscamos que con este postre saludable la gente pueda probar el sabor de la quinua, el tarwi y la cañihua”.

Con la producción de estos granos altamente alimenticios, los pobladores de la zona contribuyen a mejorar la calidad de vida del sector rural. “Estar en Mistura es una forma de promocionar todo lo que se produce sobre los 3,800 msnm”.

Esta asociación está conformada por 20 mujeres y jóvenes, pero involucran a todos los pobladores en la producción.

Además de los helados, la asociación tiene un nuevo proyecto para lanzar harinas instantáneas, hojuelas, barras energéticas, pops, entre otros productos que les permitan ingresar a los grandes mercados.

En Puno, se produce aproximadamente 1,200 kilos de quinua por hectárea “porque son producciones naturales y orgánicos, no son forzados”, resalta Giovanna.

“Queremos destacar la producción de altura. En la costa producen mayor cantidad de quinua porque utilizan otros insumos químicos. Eso ha hecho que los precios se vengan al suelo y los productores de Puno se vean afectados”.

La emprendedora trabaja por la diferenciación de los productores de las zonas altas del Perú. “Muchas veces no llegan a recuperar los costos que implica la producción de altura”.

Ella sabe que estar al frente de la asociación significa asumir grandes retos, pero con esfuerzo todo es posible. Por eso recomienda a los emprendedores que “si tienen ganas de trabajar no se den por vencidos a la primera caída, son esas cosas las que nos permiten seguir avanzando”.

Asimismo, exhorta a que las personas nos animemos a consumir más granos andinos. “La gente ahora ya no compra por comprar, se informa. Los invito a informarse sobre los productos peruanos para su alimentación”. 

>LEE: Mistura 2016: “La gente consume muchos químicos y no valora los productos nativos”