Emprendimiento

Mariana Edery: Proceso de creación de una marca y la importancia de formalizarla

“Aproveché todo tipo de oportunidades, toqué puertas por todos lados; luego todo fue rodando como bolita de nieve. Después de la tele me llamaron de periódicos, revistas, compañías, etcétera". 

Mariana Edery: Proceso de creación de una marca y la importancia de formalizarla
Mariana Edery: Proceso de creación de una marca y la importancia de formalizarla Mariana Edery: Proceso de creación de una marca y la importancia de formalizarla

Iniciar un emprendimiento, sacarlo adelante y mantenerlo en el mercado no es fácilPQS conversó con Mariana Edery, creadora de la marca Mua By Canchita, sobre cómo logró posicionar su marca de zapatos en el mercado peruano y la importancia de formalizar las empresas.

A continuación, lee la entrevista completa.

¿Cómo fue haber crecido con tu primera marca Canchita?

Jamás imaginé que mi pasión por los zapatos me llevaría tan lejos. Todo empezó viendo a mi mamama y cómo le encantaban los zapatos desde que yo era pequeña. Escuchar el taconeo al caminar me encantaba. Ya cuando fui grande, mi sueldo de practicante me alcanzaba para un par de zapatos, pero me molestaba lo caros que eran y la mala calidad que tenían. Es por eso que decidí emprender el camino de hacer mis propios zapatos. Primero, tercerizando; pero al tercerizar tenía muchas trabas, porque no podía explotar mi creatividad y no me dejaban plasmar algunas ideas. Me sentía limitada. Es por eso que luego de un año decidí abrirme y poner mi propio taller de calzado.

¿Cómo es que llegaste a hacer realidad tu idea de negocio?

Preguntando se llega a Roma. Yo sabía porque antes había escuchado a personas decir que en Villa el Salvador había fabricantes de calzado. Luego traté de ir acompañada por una amiga, pero ella nunca tenía tiempo, así que decidí ir por mi propia cuenta y emprender esta aventura zapaterística.

¿Cómo lograste posicionar tu marca en el mercado peruano?

Yo creo que si tú misma crees en tu producto, los demás también creerán en él. Me posicioné básicamente porque mis zapatos eran fuera de lo común; además, el acabado y el confort del zapato eran claves para tener éxito.

¿Cuáles fueron las oportunidades que aprovechaste?

Aproveché todo tipo de oportunidades. Toqué puertas por todos lados, desde enviar mi publicidad a amigas que trabajaban en corporaciones grandes, mandándoles correos. Pegaba flyers en los baños de los Starbucks. Lugar a dónde iba, siempre dejaba flyers.

Gracias a los flyers que repartí en distintos lugares, me contactaron de para la televisión. Después de la tele me llamaron de periódicos, revistas, compañías, etcétera.

Y ahora que empiezas con un nuevo proyecto ¿Cómo te ayuda el proceso de formalización?

Formalizar tu empresa es súper importante, pero lamentablemente todo es muy informal en el Perú y eso no te deja avanzar como uno quisiera. Si tú compras donde un proveedor a un precio X y les pides factura, te hacen la criollada y te suben el precio.

Por ende, te descapitalizan. Por eso es que creo que es un poco difícil hacer empresa en el Perú. Por lo informales e incumplidos que son. Todo este problema puede llegar a malograr hasta la cadena del negocio.

¿Cuáles consideras que son las características principales que debe tener un negocio para que prevalezca en el mercado?

Para que un negocio prevalezca en el mercado hay que tener en cuenta lo siguiente:

  • Tiene que ser viable tanto a corto como a largo plazo.
  • Hay que valorar a la competencia y valorar la dimensión del mercado.
  • Tiene que tener un valor agregado, algo que no tenga la competencia.
  • Tenemos que satisfacer las necesidades del consumidor.

¿Sueles estudiar o seguir programas de capacitación?

Respecto a los zapatos aprendí en la cancha. Siempre estaba sentada en el taller desde la mañana hasta la noche preguntando de todo y todos los días. Quería empaparme de todo lo relacionado al calzado.

Pero también he estudiado muchas cosas que creo son importantes para poder tener una visión distinta. Desde administración y gerencia, decoración, arquitectura de interiores, teatro, pintura, escultura, fotografía.

Me considero una persona empírica. Me gusta aprender por mis propios medios. 

Con relación a tu experiencia, ¿Cómo organizas tu tiempo siendo madre y emprendedora?

Ser emprendedora está en mi sangre definitivamente. Yo no creo que una emprendedora se hace, yo creo que uno nace teniendo ese gen. Yo puedo practicar y tratar de perfeccionarme en correr, pero no tengo el don y jamás seré como Bolt así practique toda la vida, porque no tengo en mis genes lo que tiene él. Pero sé que soy de las personas que nunca se rinden, lo que quiero tengo que conseguirlo, soy perseverante y disciplinada cuando quiero lograr las cosas y creo que eso es algo que no todo el mundo tiene: constancia.

Ahora siendo mamá no puedo negar que la cosa se ha puesto más difícil, pero las mujeres estamos diseñadas para aguantar de todo y ser todo terreno. Si es que tengo que trabajar, cargo a mi hijo conmigo, eso no es impedimento. Es más complicado y matador, pero desde que nació se ha metido a lugares bien feos para acompañarme, pero sé que él va a aprender de todo conmigo y sé que le va a servir mucho verme esforzándome todos los días para salir adelante. Esto le ayudará a ver que nada es imposible y todo se puede si se quiere. Pero eso sí, hay que trabajar bien duro.