Emprendimiento

José Arellano: Emprendimiento en la industria fitness

Entre los retos más importantes es que tenemos que evangelizar a nuestro público. Siendo un mercado emergente que necesita de mucha información, debemos ser los principales referentes y transmitir los datos correctos y validados que puedan ser usados por nuestros clientes en el día a día.

José Arellano: Emprendimiento en la industria Fitness
José Arellano: Emprendimiento en la industria Fitness José Arellano: Emprendimiento en la industria Fitness

En general, la industria fitness tiene que lidiar con grandes retos mundiales, como la obesidad o el sedentarismo. Es importante que se muestre el mercado fitness como uno atractivo; un sector lleno de oportunidades para todos, en donde cada uno pueda encontrar una actividad que ame y que le permita ser constante.

PQS conversó con José Arellano, CEO de MonkeyFit, una plataforma para reservar experiencias fitness con diversos centros de entrenamiento, sobre el emprendimiento en la industria fitness en el Perú. Además, José nos cuenta cuáles son los principales retos que la industria fitness presenta en el Perú y las oportunidades que tuvo para desarrollar su idea de negocio. A continuación, lee la entrevista completa.

¿Cómo nace la idea de crear MonkeyFit y cuáles fueron las oportunidades que aprovechaste en el mercado peruano?

MonkeyFit nace como una iniciativa que busca acercar a más personas a una vida más completa a través del deporte. Hace casi 6 años hicimos una red social que te permitía encontrar y recomendar locaciones para entrenar. Es decir, lo que sea, incluso las barras y los gimnasios públicos que están en los parques. En ese momento, sin tener mucho conocimiento sobre cómo hacer crecer una comunidad y cómo llegar mejor a un mercado, no tuvimos éxito. Vimos un modelo de negocio que podría hacer que esto funcione: ¡Vender planes mensuales para entrenar en muchos lugares con un solo pase! La idea era genial, pero no era el momento adecuado; el mayor beneficio de este modelo radica en ofrecer clases personalizadas de funcional, crossfit, yoga, y muchas actividades más.

En aquel entonces, los centros con clases de fitness personalizadas eran muy pocos.

Hoy la realidad es otra, el mercado creció mucho. Del 2011 al 2016 aumentó casi en un 50% el número de gimnasios, del 2016 al día de hoy casi en un 30%. Aprovechamos este crecimiento para implementar el modelo de negocio de venta de planes fitness flexibles. Sigue siendo un mercado emergente, pero la tendencia apunta a un crecimiento constante. He ahí otra oportunidad: ante la necesidad de información sobre todas las alternativas posibles, para alguien que quiera involucrarse en el proceso de formación de un hábito deportivo, somos capaces de brindar en una sola plataforma acceso a probar de todo, al menos hasta que encuentres tu actividad favorita o la que te convenga más por precio o distancia.

¿Cuáles son las tendencias sobre centros de entrenamiento fitness a nivel global y cómo la tecnología puede complementarlas?

Sería genial empezar a pensar en la tecnología como algo indispensable y no como un complemento. Dentro de cada una de las tendencias fitness globales podemos encontrar a la tecnología como medio principal o secundario para llevarlas a cabo:

  • Tecnología wearable: No solo hablamos de accesorios como pulseras o relojes, sino de ropa o calzado inteligente. El mundo de hoy se mueve a través de la información relevante que podamos conseguir en el día a día. Y para cualquier persona entender, por ejemplo, cuántas calorías quema al día o durante una sesión de entrenamiento, es más que relevante. Existen centros de entrenamiento que ofrecen dentro del servicio brindado accesorios para trackear los resultados específicos de cada persona en cada clase.
  • Entrenamiento de alta intensidad por intervalos (HIIT): Vivimos apurados, con poco tiempo, y por eso mismo empezamos a buscar soluciones que nos hagan ser más eficientes al momento de entrenar. Las clases que ofrecen resultados en menos de 30 minutos empiezan a verse mucho más atractivas. Existen plataformas virtuales, como MonkeyFit, que nos permiten identificar sistemas de entrenamiento como este, de menos de 30 minutos.
  • Entrenamiento certificado: Mientras más información tenemos, demandamos naturalmente de mayor calidad. En el mundo fitness, recurrimos a certificaciones internacionales. Todo centro de entrenamiento debería tener instructores capacitados y certificados. Hoy en día, son aceptadas muchas certificaciones internacionales que pueden llevarse virtualmente.
  • Programas fitness para personas mayores: Este no es más un nicho, es un mercado serio y cada vez más grande. Esperamos que dentro de poco veamos más opciones que cumplan con esta necesidad.
  • Entrenamiento personal: Tener a un entrenador personal una hora al día es realmente un lujo. Sin embargo, es una de las formas más eficientes de tener resultados. No hay nada como tener a alguien calificado que nos pueda guiar, no solo 1 hora, sino en el día a día con tips que nos ayuden a complementar. Aquí la tecnología tiene un reto, y es el de juntar de manera más eficiente la oferta con la demanda. Pensemos en un uber de entrenadores personales.

La tecnología no solo debe ser vista como herramienta para entrenar sino también para capacitarnos constantemente.

 

En general vemos que las tendencias se pueden agrupar en necesidad de información más específica y en soluciones que hagan que nuestro tiempo sea más eficiente.

¿Cuál consideras que es la ventaja competitiva de emprender en la industria fitness frente a los servicios que ofrecen los centros de entrenamiento tradicionales?

Principalmente, para crecer en este mercado específico necesitas de mucha inversión y tiempo. Existen hoy en día dos grupos fuertes: Las cadenas de gimnasios tradicionales y los centros de entrenamiento o estudios fitness.

Una cadena tradicional, normalmente invierte arriba de US$1 millón por cada sede. Un estudio o centro de entrenamiento suele invertir entre US$50 000 y US$200 000 por local. Para ambos casos, consideramos que no somos competencia, por el contrario, buscamos ser un aliado estratégico que puede ayudarlos a tener mayor visibilidad e ingresos adicionales.

En general, entre los agentes competidores, la ventaja de un emprendimiento fitness, frente a un grupo tradicional, radica en probar y validar más rápido cualquier experimento. Esto puede permitir que encontremos soluciones innovadoras que luego pueden ser adaptadas por estas cadenas tradicionales, que por su misma estructura suelen demorar un poco más en aplicar cambios.

¿Cómo se debería implementar un correcto servicio al cliente en la industria fitness? ¿Qué aspectos no debemos dejar de lado?

El mercado fitness es bastante sentimental. Hacer ejercicio cuesta, no solo en dinero, sino físicamente.

En gran proporción el mercado recibe clientes que no tienen mucha información sobre cómo conseguir un hábito deportivo o cómo mantenerlo. Hacer alguna actividad física duele y, como seres humanos, evitamos el dolor. Estamos en una industria donde abundan las excusas y la mejor forma de contrarrestarlas es con información pertinente y motivación constante.

Es necesario tener siempre en nuestro servicio información detallada sobre el proceso que brindamos o guiamos.

Y es igual de importante motivar a nuestros clientes, sobre todo al inicio, cuando no podemos percibir el valor real del retorno que nos brinda tener una vida más activa.

Hoy en día es indispensable mostrar soluciones flexibles y variadas. Nuestro público se aburre rápido y valora mucho su tiempo. El cliente busca que una actividad física se acomode a su estilo de vida, no al revés.

Sistemas de entrenamiento variados como el crossfit se muestran bastante atractivos por ofrecer rutinas distintas cada día. El cliente llega y se topa con un nuevo reto todos los días.

Por otro lado, existen usuarios que conocen sus necesidades como un conjunto de actividades. Practicar yoga un día y hacer crossfit al día siguiente debe ser una posibilidad. Desde MonkeyFit tratamos de ofrecer la mayor variedad y flexibilidad posible. Un día en Miraflores, Lima y otro día en Arequipa, pero ambos con la misma posibilidad de hacer lo que quieras, estés donde estés.

Según tu experiencia, ¿Cuáles consideras que son los retos más importantes que presenta la industria fitness en Perú? ¿Cómo podríamos superar estos retos?

Esta es una industria que depende de resultados, porque sin ellos no podemos mantenernos motivados y por ende existen grandes posibilidades de ir perdiendo la retención de nuestros clientes.

Entre los retos más importantes es que tenemos que evangelizar a nuestro público. Siendo un mercado emergente que necesita de mucha información, debemos de ser los principales referentes y transmitir datos correctos y validados que puedan ser usados por nuestros clientes en el día a día.

Es igual de importante ofrecer soluciones que nos permitan llevar una dieta más balanceada. Así seamos activos físicamente, si tenemos malos hábitos alimenticios es probable que no consigamos resultados. No es necesario que brindemos un servicio específico, pero sí debería ser nuestra responsabilidad ofrecer alternativas mediante alianzas o recomendaciones.

Lee también