PQS

#LaVozdelosEmprendedores

Entérate lo que leen más de
5 millones de emprendedores

Emprendimiento

Emprendimientos sociales: importancia de la relación con los beneficiarios

Publicado el 08 de Julio

Foto: BAIKA

Emprendimientos sociales: importancia de la relación con los beneficiarios

En esta oportunidad, Gabriela Gómez, miembro del equipo de operaciones de Baika, nos comparte un artículo sobre la importancia de cuidar la relación con los beneficiarios en un emprendimiento social.

El objetivo de un proyecto social siempre va a ser ayudar a alguien más, ya sea directa o indirectamente. A las personas a quienes va dirigido el esfuerzo, se les conoce como beneficiarios y todo emprendimiento social debe girar en torno a ellos. De este modo, para que un proyecto sea exitoso, es clave mantener una buena y constante relación con los beneficiarios.

¿Cómo hacerlo?

No hay una guía que determine cómo manejar esa relación y, en mi opinión, no creo que exista, ya que cada vínculo o conexión es diferente y se va construyendo en el camino y con el tiempo. Sin embargo, sí creo que hay algunas pautas generales que se pueden implementar.

Archivo

Considero que hay 4 puntos importantes para llevar una buena relación con los beneficiarios en todo proyecto:

  1. Es necesario identificar quiénes necesitan realmente la ayuda, es decir, entender el perfil y las características del beneficiario.
     
  2. De ser posible, se debe tener un primer encuentro con ellos (beneficiarios), con el fin de poder conocerlos, familiarizarse y entender el problema que tiene su comunidad o el grupo de personas para actuar en base a sus necesidades e ir entrando en confianza.
     
  3. Por el lado más organizacional, es esencial tener una base de datos de las personas beneficiarias como su nombre, teléfono, cuándo, y dónde se brindó el apoyo. Esto es clave para que no se pierdan datos de los mismos y así después poder hacerles seguimiento.
     
  4. Finalmente, se debe contactar a los beneficiarios cada cierto tiempo. De esa manera no solo se monitorea cómo les va después de la ayuda, sino también es importante saber cómo están, si tienen algún problema que se pueda resolver o solo escucharlos y ponerse al día con ellos.

Estos puntos son clave para medir el impacto que se está teniendo después de otorgar el apoyo, ya que permiten a la organización ser consciente de qué tanto está ayudando y si se puede mejorar en algo. Al final, quienes son parte de la organización, se preocupan y ponen un granito de su tiempo y esfuerzo para mejorar o contribuir a que los beneficiarios tengan una mejor calidad de vida.

A continuación se aplican los puntos desarrollados previamente en el caso de Baika, tomando en cuenta la importancia de mantener una relación con los beneficiarios principales: los niños.

CASO BAIKA

Baika es un proyecto social que busca mejorar la educación en zonas rurales del Perú, a través de la donación de bicicletas para niños y así reducir el tiempo y esfuerzo para llegar a los colegios. En este caso, los beneficiarios principales son los niños que acuden a esas escuelas; sin embargo, para poder contactarse con ellos y organizar alguna entrega, la mayoría de veces nos comunicamos con los profesores o directores. Ellos son quienes nos ayudan con la información básica para realizar una entrega,  como por ejemplo la edad de los niños para calcular el tamaño de las bicicletas. Además, nos brindan la lista de niños, el lugar, qué colegios se visitarán y algunos datos extra como el transporte para movilizar a los voluntarios. En sí, los profesores también son beneficiarios, ya que como nos han comentado, a ellos les alegra bastante que sus alumnos tengan más facilidad para ir al colegio y atender a las clases con más entusiasmo y energía.

Desde ese primer contacto, vía llamada telefónica, ya se va formando una relación debido a las constantes coordinaciones que se tienen que hacer para ir organizando la próxima entrega. Vamos registrando los contactos de esas personas y en qué específicamente nos ayudan. Igualmente, anotamos la lista de todos los niños a los que se les va a dar la bicicleta.

Llega el momento de la entrega y, a pesar de lo que muchas personas pueden suponer, nuestro fin no es solo donar las bicicletas; buscamos construir una relación personal con cada niño que ayudamos. Es así como contamos con un “Manual de Entregas” para las visitas. Este manual contiene las consideraciones generales y necesarias que deben tomar los voluntarios para sacarle el mejor provecho a cada entrega, e incluye también actividades para realizar con los niños como juegos, contarles por qué nos encontramos ahí con ellos y la importancia de ser responsables con el cuidado de las bicicletas. Mientras esto sucede, otros voluntarios van conversando con los papás, profesores o directores para igualmente hacerles saber por qué estamos ayudándolos. Durante todo este momento, lo que buscamos como proyecto es armar esa relación tan importante con los beneficiarios, tratar de ponernos en sus zapatos, conocerlos, enseñarles a montar bicicleta, aprender de ellos y pasar un rato de diversión.

Archivo

Así como comenté anteriormente, para nosotros también es esencial hacerles seguimiento a los niños para saber si se encuentran bien y si tienen algún problema con sus bicicletas que podamos ayudar a la distancia. Es así como cada tres meses aproximadamente, nos comunicamos con los contactos que registramos, para así tangibilizar la ayuda y realmente conocer si las bicicletas han tenido un impacto positivo en la educación de los niños. Esto también significa que siempre vamos a estar pendientes de ellos a pesar de que las bicicletas se las entregamos hace mucho tiempo.

En Baika no solo nos preparamos para realizar de manera eficiente la entrega de bicicletas, sino también para ofrecer una experiencia única a los niños. Lo que buscamos es hacerles saber que existen personas que se preocupan por ellos, no solo los voluntarios que participan en las entregas, sino toda la gente que está detrás del proyecto, los donantes o los que apoyan con el mantenimiento. Al fin y al cabo, entablar una relación de amistad con los beneficiarios saca lo mejor de ellos como también de los voluntarios.

Escrito por:

  • Gabriela Gómez – Equipo de operaciones de Baika.

Archivo

Conoce más sobre BAIKA

emprendimientoemprendimiento socialGestión de proyectosproyectosemprenderbaikadonaciónbeneficiariosbicicletas

Noticias relacionadas