PQS

#LaVozdelosEmprendedores

Entérate lo que leen más de
5 millones de emprendedores

Emprendimiento

Cinco señales que te permiten saber si necesitas ayuda con tu startup o negocio

Publicado el 28 de Setiembre

Archivo

Cinco señales que te permiten saber si necesitas ayuda con tu startup o negocio

Renzo Peche, marketing manager en Kambista y consultor digital, nos proporciona cinco indicadores que permitirán identificar la situación de una organización para darnos cuenta si necesita ayuda. El especialista sostiene que lo importante es mantener la calma y a su vez, tomar acciones de forma inmediata y adecuada.

Renzo Peche, marketing manager en Kambista y consultor digital, nos comparte su artículo “Cinco señales que necesitas ayuda con tu startup/negocio”, el cual te ayudará a detectar si tu startup tiene un problema, con la finalidad de poder asistir a tiempo a una agencia especializada, incubadora o grupo de inversores.

Tener una startup de éxito, o una marca reconocida en el mercado, es lo que todo emprendedor sueña. No obstante, según estudios del Centro para el Desarrollo de la Competitividad Empresarial, el 75% de los emprendimientos no superan los 2 años.

Con un dato tan revelador, muchos se preguntarían: ¿Por qué siquiera intentar emprender?, porque la mayoría de estos fracasos podrían haberse evitado pidiendo ayuda a tiempo.

En realidad, cualquier negocio necesita de tiempo y experiencia, pero al emprender se cuenta con recursos limitados y esto provoca que la gran mayoría de los emprendedores se empeñe en vender a toda costa. Por eso no detectan las señales de peligro que muestra la empresa.

En este artículo nos enfocaremos en las 5 señales principales que te ayudarán a detectar a tiempo si tu startup tiene un problema, para que acudas ante una agencia especializada, una incubadora o un grupo de inversores antes de que sea demasiado tarde.

Señales que te permiten saber si necesitas ayuda con tu startup o negocio.

1. No hay ventas

Tal vez sea la señal más elemental, pero las ventas son el aceite que permite mantener andando todos los engranajes de un negocio.

En principio puede que tu falta de ventas sea más bien un problema de comercialización. Es decir, no gozas de una oferta atractiva, la gente no conoce tu producto, no cuentas con un equipo de ventas ganador.

Pero, ¿Qué pasa si el problema es el producto? Hay muchos casos en que los emprendimientos surgen detrás de una idea que al dueño le parece maravillosa, pero que nadie más quiere. 

En este caso, necesitas una enorme ayuda porque quién te asesore deberá hacer un estudio a fondo de tu propuesta y reformarla antes de que sea muy tarde. Puede que solo necesites un cambio de enfoque o de sector, pero eso solo lo sabrá un especialista.

2. El agotamiento de los recursos financieros

Toda startup comienza con pocos recursos, no hay un emprendimiento en el mundo que no tenga este problema, pero la idea es que a medida en que se dé a conocer el negocio, el dinero vaya llegando.

El agotamiento de los recursos financieros, tiene que ver principalmente con el retorno de la inversión. La idea general es que por cada billete invertido obtengas una ganancia y para esto debes estar midiendo la efectividad de las estrategias de la empresa.

Si las estrategias de los departamentos no rinden resultados positivos o lo que es lo mismo, parece que tiras el dinero a la basura, entonces: 

Es momento de llamar a un especialista, alguien que te pueda asesorar y ayudarte a plantear acciones que realmente sean adecuadas para tu modelo de negocio".


3. No contar con los profesionales idóneos

Es posible que en un inicio, muchos emprendimientos no puedan pagar el trabajo a tiempo completo de un profesional. Pero esto no quiere decir que no puedan contratar a alguien versado en el tema.

La gran ventaja de la tecnología actual, es que existen agencias especializadas o profesionales freelance que pueden asumir el trabajo para una pequeña empresa. 

Sin embargo, es bastante común que los dueños de las startups crean erróneamente que ellos pueden asumir ciertos trabajos o emplear a un familiar para conseguir el éxito. 

Si la persona no tiene el conocimiento, no está generando resultados o en definitiva no puede responder por qué no se están logrando los objetivos, pues llegó el momento de pedir ayuda.

4. Atención al cliente

Una señal bastante común es la típica situación que los clientes solo compran una vez y jamás vuelven a aparecer por el negocio. 

Tener clientes que sean ventas únicas es normal y no debes obsesionarte con este detalle, a menos que todos los clientes que has tenido sean ventas únicas. En este caso puede estar ocurriendo una de estas dos situaciones:

  • El producto que vendes no llena los estándares de los clientes.
     
  • No se le proporciona una experiencia grata a los clientes al momento de comprar.

Ambos puntos tienen que ver con la interacción con el cliente y es algo que se debe evaluar en detalle por parte de un experto.

5. Demanda

El último punto es la capacidad real que tiene tu negocio de proporcionar un producto de forma óptima. Si cuentas con la capacidad instalada en tu negocio para ofrecer un servicio de calidad a tus clientes, todo perfecto. 

Pero si empiezan las quejas, o la demanda del producto o servicio supera tu capacidad de satisfacer a tus clientes, es hora de conseguir algo de apoyo. En el primero de los casos, necesitarás de un especialista que descubra por qué hay tantas quejas y si todas tienen un factor común.

Mientras un aumento de la demanda indica un gran éxito que requiere de inversionistas para crecer progresivamente".

Conclusión

Existen estos y otros indicadores que te permiten identificar que algo no anda bien en tu organización, lo importante es mantener la calma y tomar acciones de forma adecuada y rápida.

  • Autor: Renzo Peche, Marketing Manager en Kambista y consultor digital.
  • Contacto - Linkedin: Renzo Peche Cosar

emprendimientostartupsconsultoriainnovaciónideas de negocionegocioséxitopost COVID 19emprenderemprendedoresayuda

Noticias relacionadas