Emprendimiento

Cinco errores que te impiden aprender un idioma

¿Cuántas veces has intentado aprender un idioma y has fracasado?

Comparte

Publicado 27 de Mayo

idiomas, errores, educación, aprende un idioma
idiomas, errores, educación, aprende un idioma Cinco errores que te impiden aprender un idioma

Amigo lector, al decidirse por aprender un idioma el resultado, lamentablemente, es casi siempre el mismo: nos sentimos llenos de energía los primeros días, pero luego la motivación se va desvaneciendo y poco tiempo después ponemos mil excusas para no seguir con las clases. ¿Por qué sucede esto? ¡Lee la siguiente nota!

>LEE: Duolingo: la app para aprender idiomas gratis
 

Según Babbel.com, las razones son las siguientes: 
 

1. No tomarlo con calma

Al iniciar la aventura de un nuevo idioma, el entusiasmo no conoce límites. Si bien este ánimo es positivo, también es importante que no confíes mucho en él: tan pronto se disipa el atractivo de lo nuevo, desaparece también el entusiasmo y no sabrás dónde encontrar las ganas de aprender.

Por este motivo es importante encauzar esta primera euforia de manera adecuada, para que no se esfume en un solo estallido pirotécnico. Conviene que actúes con calma: controla tu entusiasmo y encárgate de que el aprendizaje del nuevo idioma se convierta en una actividad que llevas a cabo regular y cotidianamente.
 

2. Memorizar todo

A veces es bueno tener mala memoria. No, no nos hemos vuelto locos. Nos dirigimos a todos aquellos que creen que aprender de memoria es la clave, a los que se jactan de su memoria fotográfica y a los que recitan obstinadamente sus listas de vocabulario.

No nos malinterpretes: una buena memoria es muy útil, pero no debemos olvidar que conviene utilizarla y entrenarla correctamente. Memorizar frases enteras puede ser útil en situaciones concretas claramente definidas (por ejemplo, para recoger el equipaje en el aeropuerto), pero no te servirá de nada si en el desarrollo de una conversación aparecen temas no incluidos en el libro que tan juiciosamente has estudiado.
 

3. Intentar ser perfecto

Nadie es perfecto. Así que ¡no deberías intentar serlo! Uno de los primeros obstáculos que nos impide avanzar en el camino hacia el "dominio fluido" de un idioma es el absurdo deseo prematuro de tener una pronunciación perfecta y una gramática intachable.

 Obviamente es algo que puede lograrse con la práctica, pero de ningún modo debe convertirse en la absoluta prioridad si estamos comenzando a aprender un idioma completamente nuevo para nosotros.
 

4. No descansar

Nos referimos a aquellas personas incansables que no paran de estudiar: hiciste toda tu tarea, logras entender cada vez más palabras y estás mejorando tu gramar ¡Ahora te mereces una recompensa! 

Cuando alguien se propone una meta tan grande como la de aprender un idioma, es importante que de vez en cuando se dé una palmada en el hombro y disfrute sus logros. Mira una película, canta una canción con todas tus fuerzas o escucha la radio. Si al estudiar un idioma incluyes actividades que te divierten y alegran, podrás aprender mejor y guardarás más fácilmente en la memoria lo aprendido.
 

5. No tener una meta clara

Si quieres llegar al final del camino, es importante tener claro por qué empezaste a recorrerlo. ¿Por qué estás aprendiendo un nuevo idioma? ¿Por amor? ¿Para obtener un aumento de salario? ¿Para probar fortuna en el extranjero? ¿Porque te parecen insoportables las películas dobladas?

Muy bien. Ten presente tu meta, y cada día, después de cualquiera de tus logros (grandes o pequeños), observa cómo se va reduciendo el trayecto y te acercas cada vez a la cima de la montaña.

 

>LEE: Seis idiomas que te harán crecer profesionalmente