Emprendiendo

Cinco consejos para entrenar mejores meseros para tu restaurante

Un restaurante depende casi del todo del servicio de quien atiende al cliente, por lo que es fundamental que tengas un buen personal. 

Comparte

Publicado 18 de Mayo

¿Qué sería de un restaurante si los meseros son malos?
¿Qué sería de un restaurante si los meseros son malos? Cinco consejos para entrenar mejores meseros para tu restaurante

Hoy en día la industria del servicio se ha convertido en un negocio competido y difícil. Lo cierto es que muchos buscan ganar dinero de maneras alternas, como invirtiendo y vendiendo criptomonedas. Pero si tu pasión es tu restaurante -o crear uno- entonces es ideal que sepas cómo entrenar al mejor personal que saque adelante tu negocio.

>LEE: Cómo vencer los miedos para emprender 

¿Qué hay de un restaurante si los meseros son malos? La verdad es que nada. Un restaurante depende casi del todo del servicio de quien atiende al cliente, por lo que es fundamental que tengas un buen personal de meseros que sepa manejar todo tipo de problemas y de personalidades. Para tener un buen equipo de servicio, debes tener un buen plan de entrenamiento y darle el suficiente apoyo al personal para que mejore su desempeño.

Estos son los 5 consejos que puedes aplicar para entrenar mejores meseros en tu restaurante:

1. Concepto del restaurante

Tus meseros deben ser los primeros en comprender qué están sirviendo y por qué. Por esto mismo, es importante que desde el primer momento entrenes a todo tu personal para que entienden la misión y visión de tu restaurante. Recuerda que cuando los meseros explican platos o menús a los clientes, están hablando en nombre de todo el restaurante, y es indispensable que comprendan de qué hablan.

2. Planeación

Los meseros están de pie todo el tiempo y tienen que moverse constantemente, así que una parte básica del entrenamiento es que entiendan el mapa del restaurante, la distribución de las mesas, y las consolas de órdenes. Es tú labor como dueño o jefe de restaurante organizar las mesas y planear de tal forma que sea fácil para el cliente y el mesero entenderlo. Tanto las salidas de emergencia como las sillas altas, el bar, y los baños son parte esencial del restaurante y por tanto debes organizarlo teniendo cada uno de estos en mente.

3. Memorización del menú

Si tienes un restaurante con un menú establecido, entonces no hay ninguna excusa para que tus meseros no recuerden algún elemento del mismo. Igualmente, si tu restaurante cambia el menú a diario, es importante que tengas una reunión cada día contando las cosas nuevas del mismo, dándole a probar los platos a tus meseros, y explicándoles la importancia de cada ingrediente. Si además ofreces vinos, es buena idea incluir los vinos que van con cada plato para que tus meseros puedan dar recomendaciones a los clientes.

4. Tareas asignadas

Los conflictos internos en los restaurantes suelen ocurrir por falta de comunicación. Parte de tu entrenamiento y constante recordatorio a tus empleados es darles un claro conocimiento de sus tareas y responsabilidades. Por un lado, siempre hay ciertos meseros que manejan algunas mesas, pero si es necesario toman otras, pero también hay otros que se dedican únicamente a servir en el patio o en el bar. Es recomendable además asignar tareas durante las horas muertas, es decir si no hay clientes, pues si no los meseros se pueden aburrir o descuidar el cuidado del restaurante.

5. Trabajo en equipo

No siempre un solo mesero va a estar al frente de todo, por lo que es usual que se ayuden los unos a los otros. Si un mesero tiene una carga grande un día, otro puede ayudar a recoger los platos, o revisar que todo ande bien con esas mesas. Si el cliente necesita algo urgente es común que llamen a cualquier mesero y no necesariamente al que los atendió antes, por lo que los meseros deben recordar muy bien la orden y avisar al mesero encargado. Tampoco deben nunca rehusar el servicio al cliente, así no sea su mesa, pues esto es desagradable y puede dejarle una muy mala impresión al cliente. Al final, si es necesario se pueden dividir las propinas, pero lo que más importa es que el cliente este satisfecho.

Estos son algunos consejos para conseguir entrenar más efectivamente a tus meseros. Recuerda que es un proceso de aprendizaje y por tanto es necesario que estés al tanto de la capacitación y des consejo y críticas constructivas a tus empleados. Enséñales también a todos tus empleados a desarrollar su inteligencia emocional para ser más exitosos y para que comprendan mejor a los clientes.

>LEE: ¿Por qué es importante tener a tus clientes involucrados?