Emprendiendo

¿Cómo mejorar la inteligencia emocional en los negocios?

Las personas con alta inteligencia emocional podrían resolver una variedad de problemas. ¡Aprende cómo lograrlo!

¿Alguna vez has sentido que un negocio puede ser hostil? Tal vez tienes un jefe que no te aprecia, o un cliente que te trata como si fueras lo peor.

No importa cuál sea tu lugar en la carrera, apuesto a que te has sentido incomprendido en algún punto.

>LEE: Ocho habilidades que todo emprendedor debe poseer 

Todos los días las personas se sienten maltratadas, excluidas y no apreciadas en el trabajo. ¡Y evidentemente sufren por esto!

Seamos honestos: un negocio no siempre es divertido y algunos podrían argumentar que así es como es.

Sin embargo, considero que podemos cambiar fácilmente el panorama empresarial mejorando una sola cosa: ¡La inteligencia emocional!

Todos han oído hablar de eso. Pero, ¿qué es esto? ¿Cómo te vuelves mejor? ¿Y cómo puedes usarlo para mejorar en los negocios?

¿Qué es la inteligencia emocional?

La inteligencia emocional es la capacidad de razonar acerca de las emociones y la información emocional para mejorar el pensamiento.

Las personas con alta inteligencia emocional podrían resolver una variedad de problemas relacionados con las emociones de forma rápida y precisa.

En la economía actual, la solución de problemas relacionados con las emociones es fundamental. En el trabajo lidiamos con problemas complejos, y a menudo tenemos que trabajar juntos para encontrar soluciones.

El éxito de los negocios no se trata de calificaciones, pruebas de coeficiente intelectual o cualquier otra métrica. Se trata de tener un impacto como líder.

Y si quieres lograr cosas significativas debes ser capaz de trabajar con otras personas. Desde esa perspectiva, la inteligencia emocional es la habilidad clave que te brindará mejores resultados y más éxitos.

Los estudios muestran que la inteligencia emocional está relacionada con una mejor salud mental. Por lo tanto, no solo es una habilidad que influye en los resultados de tu negocio, sino que también afecta tu propia felicidad.

La inteligencia emocional es un predictor importante del éxito en la vida y en los negocios:

  • Alta inteligencia emocional lleva a un mejor autoconocimiento.
  • Mejor autoconocimiento lleva a más felicidad.
  • Más felicidad significa mayor satisfacción en el trabajo.
  • Mayor satisfacción laboral lleva a mejores resultados.
  • Mejores resultados llevan a mejor reconocimiento.
  • El reconocimiento por nuestro trabajo nos hace sentir importantes.

¿Lo ves bien? La inteligencia emocional importa.

¡Aquí te van algunos consejos para mejorarla!

Identifica tus emociones

Los seres humanos tenemos dos mentes, una que piensa y la otra que siente.

Para desarrollar la mente que siente, es bueno que escribas a diario tus emociones en una libreta. El primer paso es identificar cómo te sientes y qué es lo que desencadena tus emociones. Aquí van algunas peguntas que puedes hacerte a ti mismo:

  • ¿Qué sientes en diferentes situaciones?
  • ¿Te enojas cuando te critican?
  • ¿Te entristeces cuando la gente te ignora?
  • ¿Te congelas cuando te ponen en tu lugar?

Interpreta tus emociones

Una vez que tengas una mejor idea de cómo responder a las diferentes situaciones de la vida, llega la hora de comprenderlas. Piensa en estas cosas:

  • ¿Cómo le respondes a la gente cuando estás molesto? ¿Qué piensas sobre eso?
  • ¿Por qué te enojas, te pones triste, te sientes feliz, etcétera?

No juzgues y digas cosas como: “soy tan tonto”. No te tortures, pues todo se trata de entender tus emociones. Nada más, nada menos.

Maneja tus emociones

Esta es una gran parte de tener éxito en los negocios. Un líder no sigue el flujo o sigue la energía de un grupo. Un líder establece el estado de ánimo.

Pero antes de que pueda establecer el estado de ánimo en los grupos, debes dominar la configuración de tu estado de ánimo interno. Responde a ti mismo:

  • ¿Puedes salir de un estado de ánimo triste?
  • ¿Puedes animarte?
  • ¿Puedes calmarte cuando estás muy emocionado?

Si no puedes, trabaja en ello, pues necesitas tener control sobre tus emociones para poder gestionarlas.

Cuando puedes identificar tus propias emociones, podrás identificar las emociones de otras personas.

Todos somos iguales, pues experimentamos tristeza, felicidad, ira, culpa, miedo, desilusión, etcétera. Pero, ¿qué es lo que puede hacernos resaltar? Sencillo, la capacidad de reconocer estas emociones.

De lo contrario nunca podremos convertirnos en líderes y alcanzar nuestros objetivos: ganar más dinero, ascender en el trabajo, tener nuestro propio negocio o sencillamente ser mejores personas.

>LEE: Cómo vencer los miedos para emprender