PQS

#LaVozdelosEmprendedores

Entérate lo que leen más de
5 millones de emprendedores

Emprendiendo

Seis pasos para mejorar el bienestar mental en el trabajo

Publicado el 07 de Noviembre

Seis pasos para mejorar el bienestar mental en el trabajo
Edith Gómez

Edith Gómez

41 publicaciones

¿Qué pasos se pueden tomar para mejorar el bienestar en el lugar de trabajo? ¡No dejes de poner en práctica estas estrategias!

Tres de cada cinco empleados han tenido problemas de salud mental debido al trabajo. Una clave que está imponiéndose en los países más desarrollados es que se han dado cuenta de la importancia del bienestar del trabajador, para que produzca buenos resultados. Los beneficios de reducir la jornada laboral son divulgados en muchos estudios.

>LEE: Seis consejos para retener clientes a largo plazo si trabajas como freelance

Entonces, ¿qué pasos se pueden tomar para mejorar el bienestar en el lugar de trabajo?

1. Identifica tus desencadenantes

Determinar lo que desencadena el estrés o la mala salud mental puede ayudarte a anticipar los problemas y a pensar en formas de resolverlos.

Tómate un tiempo para reflexionar sobre los eventos y sentimientos que podrían estar contribuyendo a tu mala salud mental. Te sorprenderá descubrir cuánto estás enfrentando a la vez.

Los desencadenantes bien pueden ser problemas con ciertas tareas en el trabajo, situaciones puntuales como hacer presentaciones, así como problemas regulares como asistir a entrevistas y citas.

Recuerda que no tener suficiente trabajo, actividades o cambios en tu vida puede ser una situación tan estresante como tener demasiado con lo que lidiar.

2. Administra tus horas

Administrar cuándo y dónde trabajas puede ser útil. Trabajar desde casa, por ejemplo, puede significar que te ahorres el recorrido al trabajo y en su lugar pasas ese tiempo con tu familia, haciendo ejercicio o incluso levantándote un poco más tarde.

Organízate para llevar a tus hijos a la escuela, salir a correr y luego iniciar sesión en tu computadora para trabajar al mismo tiempo que habrías llegado a la oficina, pero sintiéndote con más energía en lugar de estrés, antes de que tu día haya comenzado.

3. Desconéctate

A diferencia de Francia, donde los empleados tienen derecho a desconectarse, en otros países muchas personas sienten que no pueden hacerlo, lo que puede ser perjudicial para la salud mental.

Para ciertas personas no existe el equilibrio trabajo / vida. Piensas en la vida hogareña cuando estás en el trabajo, trabajas cuando estás en casa, y la realidad es que ambos están integrados.

Sin embargo, esto no significa que debas estar "constantemente conectado”. Revisar los correos electrónicos de trabajo o las cuentas de redes sociales de tu empresa las 24 horas del día, los 7 días de la semana, no le dará el descanso a tu cerebro y puede ocasionar problemas.

Cuando sales de la oficina, debes dejar el trabajo de verdad. Esto significa apagar tu teléfono de oficina. Como una computadora portátil, tienes que desconectarte y recargarte. Es especialmente importante no tener el teléfono de trabajo cerca de tu cama por la noche, ya que interrumpe tu sueño.

Si tu carga de trabajo se está extendiendo regularmente a tu vida personal, habla con tu gerente al respecto. Revisa si puedes encontrar soluciones de forma conjunta, como acordar un enfoque diferente o delegar trabajo a otros miembros del personal.

4. Habla al respecto

Puede ser difícil para las personas abrirse y conversar sobre problemas de salud mental, pero afortunadamente algunas compañías están tomando medidas para alentar las discusiones sobre el tema.

La capacitación de primeros auxilios de salud mental es un paso crucial para abordar el problema. Es fácil ver a alguien que entra a la oficina con muletas y brindarle ayuda, pero se necesita más atención para detectar los signos sutiles de la disminución de la salud mental.

A menudo las personas no son conscientes de que pueden acceder a asesoramiento confidencial pagado por su empleador. Las sesiones gratuitas pueden ser una forma segura de hablar sobre problemas  delicados. Los empleados realmente no tienen que sufrir en silencio.

5. Comer, dormir, hacer ejercicio

Cuando no estás en el trabajo, consume una dieta de alimentos saludables, duerme y haz ejercicio. Es bien sabido que todo esto pueden mejorar la salud mental y física, pero estar al aire libre también puede ayudar.

Incluso salir a dar un paseo de 15 minutos durante el día puede ayudar a despejar la mente, según el Royal College of Psychiatrists. Puede ser difícil tomar descansos en el trabajo cuando estás estresado, pero puede hacerte más productivo.

6. No seas demasiado duro contigo mismo

Muchas personas tienen trabajos exigentes y cuando estás atrapado en un ciclo agotador de horas implacables, es fácil ser duro contigo mismo.

Muy a menudo no necesitas que tu jefe o colegas te hagan pasar un mal momento, ya que eres bueno para hacerlo tú mismo.

Si estás luchando en el trabajo, date algo de espacio. Esto podría significar tomarte unos días de descanso, solicitar un trabajo flexible o conseguir algún tipo de apoyo fuera de la oficina. Una vez que te hayas dado este espacio, puedes tomar decisiones.

>LEE: Seis hábitos de riqueza que comparten los emprendedores más exitosos

bienestartrabajosalud mental

Noticias relacionadas