Finanzas Personales

Cuatro consejos si vas a solicitar un préstamo bancario

El BCP dio algunas recomendaciones para tomar la mejor decisión al respecto.

Foto referencial: Freepik
Foto referencial: Freepik

Si necesitas dinero en efectivo para un proyecto personal o emprender un negocio, solicitar un préstamo bancario puede ser una buena alternativa. ¿Cómo obtenerlo?

>LEE: ¿Por qué es importante tener un buen historial crediticio?

A propósito de esto, el BCP dio algunos consejos para tomar la mejor decisión al respecto.

1. Evalúa tus opciones

¿Qué tipo de préstamo te conviene más? Analiza la tasa de interés y el plazo que te brinda cada entidad financiera. Recuerda que lo primero que debes ver es la Tasa de Costo Efectivo Anual (TCEA), pues esta es la que considera comisiones y otros gastos adicionales, como el seguro de desgravamen. Con ella sabrás con certeza cuánto debes pagar en total mensualmente para evitar futuras sorpresas. Mientras más alta la TCEA, el costo del préstamo será mayor

2. Revista tu presupuesto

Si bien la entidad financiera puede asignarte un asesor que te guíe al elegir un préstamo, depende de ti sacar cuentas según tus ingresos y gastos fijos con los que debes cumplir. La idea es no sentirte agobiado con el plazo y el monto a pagar. Debes buscar un equilibrio y siempre seguir tu presupuesto.

3. Elige bien el plazo

Al momento de decidirte por un préstamo, es sumamente importante fijarse en el tiempo. En caso, por ejemplo, que estés emprendiendo un negocio, lo recomendable es que el plazo para el pago del préstamo no sea menor que el tiempo en el que esperas que tu emprendimiento funcione. Se suele optar por préstamos con un plazo menor, pero recuerda que esto depende de tu situación. Lo ideal es que estés cómodo al asumir este crédito personal.

4. Sé disciplinado

Un préstamo implica un hábito, pues debes realizar los pagos a tiempo. Para ello, debes ser constante, puntual y responsable con los abonos para no generar mayores intereses y manejar correctamente la deuda adquirida. Recuerda que una deuda no es mala, siempre y cuando esté dentro de tus posibilidades de pago.

>LEE: Infografía: ¡Logra tu independencia financiera con estos tips!

Vía: Publimetro