Economía

Lima y Callao a punto de tener una sola autoridad para el transporte

Pleno del Congreso aprobó en primera votación la creación de un ente para poner fin al caos vehicular. Queda pendiente una segunda votación para proceder a su creación. ¿La nueva entidad dará resultados? 

El Pleno del Congreso aprobó (en primera votación) un proyecto de ley que crea la Autoridad Única de Transporte para Lima y Callao (ATU), entidad con la que se buscará garantizar el funcionamiento de un sistema integrado de transporte urbano entre ambas ciudades.

>LEE: Limeños pierden US$ 1,000 millones al año por caos vehicular

¿Cuáles serán sus funciones?

  • Aprobar normas que regulen la gestión y fiscalización de los servicios de transporte.
  • Autorizar la integración física, operacional y tarifaria del sistema de transporte.
  • Otorgar autorizaciones y sancionar a los operadores del servicio.
  • Establecer un sistema de recaudo único.
  • Hacer un plan maestro de transporte y plan regulador de rutas.
  • Promover procesos de inversión pública y privada mediante concesiones de servicios de transporte terrestre, construcción y operación de infraestructura vial e infraestructura que se requiera.

¿Cómo votaron?

La propuesta para crear la ATU obtuvo 74 votos a favor, cero en contra y 12 abstenciones. Todavía falta que se lleve a cabo una segunda votación para que luego la ley sea promulgada por el Ejecutivo.


¿Cómo funcionará?

Según el proyecto de ley, la ATU estará adscrita al Ministerio de Transportes y Comunicaciones y tendrá autonomía administrativa, funcional, económica y financiera.

La entidad contaría con un consejo directivo conformado por ocho miembros, designados por cinco años mediante una resolución suprema del Ministerio de Transportes.


El proyecto completo

Puedes leer aquí el texto sustitutorio del proyecto de ley que propone crear la Autoridad de Transporte Urbano para Lima y Callao (aprobado en primera votación).

>LEE: Transporte público limeño tiene más de 22 años de antigüedad

Vía: El Comercio / Gestión