Economía

La barrera burocrática de la semana: Ordenanzas que alcanzan a empresas de delivery

La Asociación de Eliminación de Barreras Burocráticas, con la finalidad de mantener a la ciudadanía informada, nos comparte lo que considera #laBarreradelaSemana.

Esta semana la Municipalidad Distrital de Miraflores publicó la Ordenanza N° 518-MM, que obliga a las empresas que prestan servicios de entrega de productos a domicilio – delivery – a realizar un trámite para inscribir a su personal y sus vehículos en un registro municipal, recordó Jorge Lazarte, presidente del Consejo Directivo de la Asociación de Eliminación de Barreras Burocráticas (ADEB).

>LEE: Jorge Lazarte: ¿Qué son las barreras burocráticas y por qué debemos denunciarlas?

Esta misma exigencia había sido impuesta días atrás por la Municipalidad Distrital de La Molina, mediante la Ordenanza N° 380-MDLM, que hacía extensiva la obligación al personal de vigilancia de los edificios.

Si bien es cierto ambas ordenanzas han sido pensadas para resguardar la seguridad del distrito, se trata en ambos casos de normas ilegales e irracionales, señaló Lazarte, quien mencionó los siguientes motivos:

  1. Las municipalidades solo pueden hacer aquello que la ley les permite hacer y no existe norma legal alguna que faculte a una municipalidad a crear registros de bienes o personas que prestan servicios de delivery.
     
  2. Si cada municipalidad decide crear su propio registro de personas y vehículos, las empresas que operan solo en Lima y Callao tendrían que hacer más de 50 trámites para registrar a su personal en todas las municipalidades de ambas provincias.
     
  3. Finalmente, no existe sustento técnico alguno que permita determinar que la creación de dichos trámites y registros contribuirán a mejorar la seguridad del distrito ni a reducir la criminalidad.

>LEE: Barreras burocráticas: Documentos y requisitos que municipalidades ya no pueden exigir a negocios

El directivo de ADEB sostuvo que toda norma municipal, por bien intencionada que sea, debe dictarse en concordancia con el marco legal vigente y previo análisis técnico y económico que permita justificar su existencia. Agregó que solo así tendremos una regulación adecuada que fomente la competitividad del país y cree un ambiente propicio para el desarrollo de los negocios.

Lee también