PQS

#LaVozdelosEmprendedores

Entérate lo que leen más de
5 millones de emprendedores

Economía

Capacitan a caficultores de San Martín para el desarrollo de una economía circular

Publicado el 24 de Setiembre

Foto: Difusión

Ezio Varese, gerente del programa Café de la ONG Solidaridad, dio alcances sobre el proyecto Café Circular, sus expectativas, el alcance que tendrá y las oportunidades que generará para los caficultores. 

Una mayor capacitación de los agricultores peruanos puede beneficiar enormemente a los pequeños productores y al abastecimiento del país. A propósito de esto ha surgido el proyecto Café Circular, que busca capacitar a los caficultores en economía circular, enseñándoles a reusar los remanentes de la cosecha y de la producción del grano de café. 

Café Circular cuenta con el apoyo de la Embajada de los Países Bajos y de Solidaridad, una ONG internacional sin fines de lucro. El proyecto se inició en la región San Martín y uno de sus objetivos es facilitar el acceso de los caficultores a tecnologías que les permitan reducir el uso del agua y utilizar los remanentes de la misma en la elaboración de productos. Es decir, la economía circular (que todos los desechos de un proceso productivo puedan reutilizarse).

PQS conversó con Ezio Varese, gerente del programa Café de la ONG Solidaridad, sobre este proyecto, sus expectativas, el alcance que tendrá y las oportunidades que generará para los caficultores. 

¿En qué consiste el proyecto Café Circular? ¿Cómo surge la idea?

Es un piloto de cadena de valor en café que promueve prácticas circulares a lo largo de la cadena, desde la producción hasta el consumo en las cafeterías, y une a multinacionales, gobierno y sociedad civil. Surge como respuesta ante un sistema de gestión lineal en el que disponemos de los recursos, los consumimos y desechamos.

Es bajo este sistema de gestión de producción lineal que está el café, la bebida más popular del mundo. Durante el procesamiento del café, el agua es utilizada principalmente para limpiar y separar la pulpa del café, empleando alrededor de 50 litros de agua por kilo de café pergamino, la cual es liberada luego a los cuerpos de agua, contaminando los medios de vida de las comunidades.

Además, durante este proceso se desaprovechan desechos orgánicos, que pueden tener una reutilización en procesos importantes como la fertilización de las plantas de café. Por el otro lado de la cadena, en las cafeterías de los Países Bajos se generan anualmente más de 7.4 millones de toneladas de café molido, la mayor parte se deshecha y va a parar a rellenos sanitarios.

¿Por qué se escogió a la región San Martín para llevar a cabo el proyecto? ¿Lo extenderán a más regiones del Perú?

Durante estos años, la caficultura ha aumentado de forma exponencial. Hace unas décadas había 1500 hectáreas  y ahora son más de 100 mil. Por otro lado, tiene una caficultura muy extensiva y carece de asistencia técnica. Este proyecto, al ser un piloto, por ahora estará basado en San Martín, pero se busca demostrar que una caficultura circular es factible y con ello replicarlo y escalarlo.

¿En qué consiste la economía circular y cómo puede beneficiar a los caficultores?

La economía circular es un sistema de gestión de recursos en los que se reúsa, reutiliza y se crea valor a los recursos que se van utilizando a lo largo de la cadena. Lo que se busca con los caficultores es trabajar con ellos un modelo tecnológico que mejora la gestión del agua y reutiliza los residuos del despulpado como fertilizantes.

¿Qué expectativas tienen con el proyecto Café Circular? ¿Qué alcances tendrá?

En la parte de producción, Solidaridad buscará hacer llegar su modelo técnico de café circular a cerca de 1,600 caficultores, basado en el reúso y la revaloración de recursos en los procesos críticos, gestionando mejor el agua y residuos orgánicos al convertirlos en fertilizantes.

Además, promoverá el uso de sistemas agroforestales que ayudarán a conservar los bosques, promoviendo la norma de cesión en uso de sistemas agroforestales (Cusaf) y de esta forma, evitará la degradación del suelo y mejorará la calidad y cosecha del café.

Los beneficiarios directos serán 100 productores pertenecientes a la Asociación Cuencas del Huallaga y 1.500 productores de la empresa Olam, localizados en los distritos de Nueva Cajamarca, Moyobamba, Rioja y Tarapoto en el departamento de San Martín, Perú.

En la fase de consumo también se implementará el modelo circular. JDE, junto con Solidaridad, buscará generar conciencia y compromiso de los compradores, de modo que el residuo del café utilizado en las cafeterías pueda ser recolectado para convertirlos en materiales modulares de construcción.  En la actualidad, hay compradores que han declarado su interés de compra en este tipo de materiales ecológicos y de cuya venta se buscará destinar un porcentaje para un fondo de café circular para la implementación de buenas prácticas agrícolas circulares.

¿Qué oportunidades podría generar para los caficultores?

Una oportunidad interesante será la creación de un fondo de café circular que se invertirá en la promoción de prácticas circulares en las fincas. Además, el modelo tecnológico promoverá la norma de cesión de uso agroforestal que protege los bosques, que a su vez permitirá mapear a los productores de café y promover la plantación de árboles.

¿Cuál es la situación del caficultor peruano? ¿Qué problemas u obstáculos tiene en su actividad?

El caficultor enfrenta múltiples problemas, pero los principales es que carecen de seguridad jurídica sobre el suelo, no es sujeto de crédito para financiar su actividad, ni tiene apoyo tecnológico y normalmente son familias pobres.

cafécapacitacióncaficultoressan martincafé circulareconomía circular

Noticias relacionadas