PQS

#LaVozdelosEmprendedores

Entérate lo que leen más de
5 millones de emprendedores

De la mente al hecho

Pensamiento Crítico: la herramienta más importante que puedes desarrollar en el siglo XXI

Publicado el 19 de Junio

Foto: difusión
Eduardo Graña Petrozzi

Eduardo Graña Petrozzi

1 publicaciones

La palabra “influencer” está muy, pero muy de moda, y la razón por la que se ha puesto de moda es porque todos tenemos acceso a Internet y a medios de comunicación verdaderamente masivos. Entonces, con un poco de recursos y mucha disciplina, cualquiera puede, en teoría, volverse un “influenciador”

Año 2020. La ciencia ficción nos prometió un futuro cuasi utópico donde los autos volaban, la vida interplanetaria era el común denominador, y donde todos tenemos un sirviente à la Robotina en los Supersónicos.

Sin embargo, no solo muchas de las predicciones que hicimos hace más de cincuenta años nunca se cumplieron (mi auto aún es bastante susceptible al apocalíptico tráfico que nos rodea), sino que nos estamos enfrentando a problemas que creímos estaban resueltos: En noviembre de 2019, se dio la Tercera Conferencia Anual Terra Planista, en Dallas, Texas, con más de 600 personas registradas en el evento. Y no están solos, pues este tipo de conferencia se ha llevado a cabo ya en Brasil, el Reino Unido, e Italia, para nombrar algunos ejemplos.

¿Cómo llegamos a esta situación? ¿Cómo, en pleno siglo XXI un puñado de personas decidió que la tierra no es redonda, sino plana, haciendo que Pitágoras se revuelque en la tumba? Pues la respuesta es extremadamente sencilla: ¡Falta de Pensamiento Crítico!

  • Definiendo Pensamiento Crítico

Pensamiento crítico es el análisis de la información que tenemos delante para formar un juicio informado, coherente, libre de sesgos y justo. Hasta cierto punto, cuando hablamos de pensamiento crítico, estamos hablando de cómo pensar, no de qué pensar.

Y esto suena sencillo, pues los seres humanos pensamos todo el día, sin parar; sin embargo, los seres humanos somos, por naturaleza, terribles para procesar información sin sesgos. Por esto el método de investigación científica que rige en las principales universidades y casas de investigación del mundo cuentan con procedimientos bastante férreos en la revisión de hallazgos científicos y sociales que en dichos lugares se da.

En general, los seres humanos pensamos de forma emocional, y luego nuestras habilidades racionales “controlan” o “regulan” dichos pensamientos, entonces, cuando encontramos una premisa que va en línea con nuestros valores y modo de razonar, tendemos a aceptarla como una verdad, sin pasarla por un “filtro” que valide si dicha información es o no real.

Pensemos en un meme, o un titular de noticias que vemos en Facebook o Instagram o cualquier otra red social. Lo leemos, nos gusta, y lo compartimos.

Pero muy rara vez nos detenemos a pensar si el contenido de dicho material es siquiera coherente con sí mismo o si los argumentos detrás del contenido que hemos compartido son reales o no".

    Un ejemplo: En el año 2008, cuando Barack Obama se lanzó a la presidencia de EE.UU., una serie de opositores decidieron lanzar a la web una teoría conspirativa que implicaba que Obama había nacido en Kenya, y por consiguiente, no podría ocupar la presidencia del país americano. El problema no fue que la teoría existiera, el problema fue que millones de personas la creyeron, incluyendo el actual presidente de los estados unidos, Donald Trump, quien invirtió considerables recursos en demostrar que Obama era, efectivamente, un extranjero africano, y no un ciudadano estadounidense (al final, toda esta conspiración murió cuando Obama publicó su partida de nacimiento). 

    El hecho de que una teoría conspirativa sin mayor base factual pudiese ganar tracción, implica que muchas de las personas que fueron expuestas a esta falacia no pasaron dicha información por el “filtro” (pensamiento crítico), sino que aceptaron la información como una verdad automática y operaron en base a dicha falsedad.

    • ¿Por qué debería cultivar esta habilidad?

    La palabra “influencer” está muy, pero muy de moda, y la razón por la que se ha puesto de moda es porque todos tenemos acceso a Internet, y a medios de comunicación verdaderamente masivos. Entonces, con un poco de recursos, y mucha disciplina, cualquiera puede, en teoría, volverse un “influenciador”.

    Hoy en día todos tienen un mensaje y todos tienen el objetivo de influenciar el comportamiento del resto, pero nada de esto es nuevo: las empresas tienen ya decenas de años tratando de influenciar nuestro comportamiento para motivarnos a comprar su propuesta, y las organizaciones políticas tienen cientos de años desarrollando tácticas para ello.

    Una persona que no tiene capacidad de pensamiento crítico, es una persona extremadamente vulnerable frente a los intentos de influencia del resto, y muy probablemente, termine haciendo cosas que realmente no quiere hacer.

    Pero este no es el único motivo, pues durante nuestras carreras, seremos nosotros los que debamos influenciar al resto, y la capacidad de pensar críticamente será una de las herramientas más potentes que podamos desarrollar para hacerlo.

    Una persona que piensa críticamente es una persona mejor preparada frente a las miles de fuerzas que la tratan de llevar por un lado u otro, y que cuenta con las herramientas necesarias para influenciar al resto de forma ética y responsable.

    Espero, de todo corazón, que tomes la decisión y la acción de convertirte en un gran pensador crítico".

     

    Contacto

    emprendimientopensamientopensamiento criticoinfluencerpropositopensarestrategianegociosmotivacióncontenidogenerador de contenidosmarketing

    Noticias relacionadas