PQS

#LaVozdelosEmprendedores

Entérate lo que leen más de
5 millones de emprendedores

Cultura

Las virtudes: ¿Qué son y para qué sirven?, por Rafael Zavala

Publicado el 22 de Junio

Foto: difusión

Las virtudes: ¿Qué son y para qué sirven?, por Rafael Zavala

En esta oportunidad, Rafael Zavala Batlle, director de Relaciones Institucionales del PAD- Escuela de Dirección de la Universidad de Piura, nos comparte la importancia de las virtudes en nuestra vida. También nos cuenta por qué es necesario esforzarse por adquirirlas y mejorarlas. ¡Te invitamos a leer el artículo!

Para vivir y ser mejor, creo que es básico esforzarse por adquirir y mejorar virtudes. La virtud es una disposición habitual y firme para hacer bien una serie de acciones relacionadas. A continuación nombro algunas:

  • La prudencia. Es tener criterio para pedir consejo, juzgar rectamente y decidir. El prudente puede ver en lo invisible.
  • La justicia. Es dar a cada uno lo que le corresponde, ser un amigo leal, honrado. Tratar a la gente como quieres que te traten a ti. ¡Qué pobre idea tienen de la justicia los que piensan que se refiere a la equidad de bienes materiales!
  • La fortaleza. La tiene quien persevera en lo que debe hacer, el que no se dobla cuando vienen los problemas. Fuertes para cumplir las responsabilidades pero también para exigir las responsabilidades; es el jefe que exige un buen trabajo, el que debe educar bien a sus hijos. 
  • La alegría. Dicen que las personas más felices no siempre tienen lo mejor de todo, solo saben sacar lo mejor de lo que encuentran en su camino, y tienen razón. Yo soy de los que creen que el secreto de la felicidad no es hacer lo que uno quiere sino querer lo que uno hace, sin importarle el resto. Y es que muchos de nosotros ponemos más interés en hacer creer a los demás que somos felices que en tratar de serlo. Lo curioso es que para la verdadera felicidad no se necesita una vida cómoda sino un corazón enamorado. Cuando a uno le preguntan qué es ser feliz, se equivoca al conjugar el verbo, porque menciona siempre tener (tener salud, tener dinero, tener comodidades), y la verdadera felicidad está más en dar que en tener, la felicidad la da la tranquilidad de conciencia. De allí la importancia en formarla como se debe.
  • La templanza. Modera la atracción de los placeres, domina la voluntad sobre el instinto. Qué mal camino es hacer todo lo que al cuerpo le gusta, darle todo lo que pide. Así se acostumbra y eso hace que con el tiempo ya no tengamos fuerza para decir que no, cuando son cosas deshonestas.
  • La perseverancia. No consiste en no caer sino en levantarse siempre. Las cosas hay que terminarlas. Siempre es mejor el final que el principio.
  • El aprovechamiento del tiempo. Vivimos como millonarios del tiempo, no sabemos cuidarlo ni aprovecharlo; hay que saber administrarlo. Leí que si el tiempo fuera solamente oro podrías perderlo quizá, pero el tiempo es vida y no sabemos cuánto nos queda.
  • La sobriedad. Dominio de los bienes creados. No ostentación. La gente se basa en lo que tiene y no en lo que es. La sobriedad está en cómo empleamos el dinero.

Si te gustó este artículo, revisa otros aún mejores en www.ideasvida.wordpress.com

Autor: Rafael Zavala

Mg. Rafael Zavala, director de Relaciones Institucionales del PAD-Escuela de Dirección de la Universidad de Piura, exgerente general de Laborum, autor de varios libros, conferencista nacional e internacional en prestigiosas universidades y empresas.

emprendimientovirtudesvidadesarrollo personakcrecimiento profesionalfelicidadvaloresmotivaciónperseveranciavoluntadtalentoánimofortalezaalegría

Noticias relacionadas