Cultura

Iniciativa peruana que previene el bullying recibe reconocimiento de UNESCO

Centro de Actividades Lúdicas, iniciativa peruana creada por Patricia Díaz Pro, es reconocida por UNESCO por fomentar la participación pacífica en las escuelas. Se busca que los recreos sean una oportunidad para promover las habilidades blandas en niños.

Fotos: Difusión
Fotos: Difusión

El desarrollo de las habilidades blandas no está incluido en el sistema educativo tradicional, a pesar de que son claves para una persona durante toda su vida. Existen niños con muchas habilidades escondidas y la primaria es la época ideal para descubrirlas.

>LEE: En Perú el 7% de menores en edad escolar sufre algún grado de déficit de atención

En ese sentido, los recreos son una oportunidad para que los niños puedan expresarse e interactuar libremente. Y aunque es un espacio ajeno al horario de clase, existen muchos pequeños que no lo disfrutan. Esto sucede generalmente en aquellos estudiantes que no son muy deportistas o populares, o que no han desarrollado las habilidades sociales que les permiten interactuar con facilidad.

Bajo este contexto, Patricia Díaz Pro, del Departamento de Consejería del Colegio Markham, creó el Centro de Actividades Lúdicas, un espacio de juego diferente dirigido por los mismos alumnos durante los recreos con el acompañamiento del área de Consejería. Todos los alumnos tienen la posibilidad no solo de disfrutar con las múltiples actividades que se ofrecen como legos, actividades artísticas, manuales, máscaras, juegos de mesa, etcétera, que les permiten desarrollar su atención-concentración, motricidad y tolerancia, sino establecer vínculos con otros niños que tienen sus mismos intereses; pasando un recreo entretenido y desarrollado sus habilidades blandas. 

Reconocimientos

UNESCO reconoció este espacio y fue incluido en su publicación “Relatos Docentes: “Construyendo la paz desde la escuela”, la cual reúne iniciativas de educadores a nivel mundial. Ahí se explica la necesidad que observó la magíster Díaz Pro y el proceso que llevó a la creación de este programa, el cual permite a los estudiantes conocer su potencial, darle un espacio para desarrollarlo y así fomentar una convivencia armónica en base al afecto, colaboración y respeto mutuo.

El Colegio Markham respalda y promueve este tipo de espacios para el desarrollo integral de los alumnos en los centros educativos. “Nosotros trabajamos en base a la prevención primaria, abordamos los posibles problemas que se podrían dar a futuro incluyendo el bullying. Este tipo de proyectos genera relaciones positivas y sanas, de afecto”, comentó Patricia Díaz Pro. “Tenemos una serie de actividades que pueden implementarse fácilmente en otros colegios como juegos de mesa, pintura, soga y pizarras; herramientas que no son costosas, y cuyo impacto es notable”, concluyó.

>LEE: ¿Qué es la educación inclusiva y por qué debemos promoverla?