Cultura

Esclerosis múltiple: importancia de un diagnóstico temprano

A largo plazo, la esclerosis múltiple sin tratamiento puede generar discapacidad física y mental, o incluso la muerte. Más de 2,500 personas en el Perú tienen esclerosis múltiple y, a nivel mundial son 2.3 millones.

En el marco del Día Mundial de la Esclerosis Múltiple, que se conmemora el próximo 29 de mayo, los especialistas advirtieron que hasta un 25% de quienes padecen esta condición en el Perú no cuentan con diagnóstico y tampoco un tratamiento oportuno. La esclerosis múltiple es una enfermedad neurológica, autoinmune, inflamatoria y degenerativa, que ataca el cerebro, la medula espinal y el nervio óptico, y afecta a cerca de 2,500 personas en el Perú.

>LEE: Adultos mayores con diabetes tienen el doble de riesgo de padecer infartos o derrame cerebral

El doctor Martín Gavidia, médico neurólogo, señaló que esta situación se debe, por lo general, a la falta de conocimiento y expertos sobre la esclerosis múltiple en nuestro país. “La consecuencia más grave de este desconocimiento es que el paciente pasa de especialidad en especialidad y puede tardar años en tener un diagnóstico y como resultado a los 45 o 50 años puede terminar con discapacidad permanente, como imposibilidad para caminar, controlar esfínteres, problemas de demencia o, incluso la muerte”, subrayó el galeno.

El especialista señaló que al tratarse de una enfermedad que presenta síntomas variados, el diagnóstico requiere de alta sospecha y exámenes auxiliares como resonancia magnética, estudios del líquido cefalorraquídeo, y de laboratorio. Además de sumar criterios que permitan descartar otras condiciones. En ese sentido, Gavidia indicó algunos de los síntomas asociados a la enfermedad:

  • Inflamación en el nervio óptico, lo que ocasiona dolor ocular y pérdida de visión (una de las formas más típicas de presentarse la enfermedad).
  • Parálisis de extremidades, mareos, o inestabilidad para caminar.
  • Pérdida de control de los esfínteres, cansancio y deterioro cognitivo.

Diagnóstico temprano

Según el especialista, si los pacientes de esclerosis múltiple fueran diagnosticados tempranamente, las probabilidades de reducir el riesgo de progresión y mejorar su funcionalidad y calidad de vida, se incrementaría en más del 50%.

Asimismo, recomendó que ante un brote o recaída se aplique un tratamiento con corticoides endovenosos a dosis altas (pulso de metilprednisolona) y seguidamente seleccionar un tratamiento personalizado, con la intención de evitar las recaídas, secuelas y discapacidad. “Actualmente existen varios fármacos inmunomoduladores modificadores de la enfermedad, que son más eficaces y fáciles de administrar a comparación de décadas atrás”.

En ese sentido, señaló que no existen dos casos idénticos de esclerosis múltiple, por otra parte según transcurre la enfermedad, la medicina puede perder eficacia, razón por la cual los pacientes ameritan seguimiento permanente para detectar el momento oportuno de un nuevo esquema de tratamiento, en caso sea necesario.

>LEE: El 60% de las personas con trastorno de la tiroides no han sido diagnosticadas

De igual modo, el acompañamiento familiar, terapia física, terapia psicológica, cuidado nutricional son determinantes para mejores resultados. Cabe mencionar que el origen de esta enfermedad es multifactorial. La edad más frecuente de inicio de la enfermedad es entre los 25 y 30 años y afecta a entre 2 a 3 veces más al género femenino.

Lee también