Cultura

Cómo la educación puede ser la ventana al desarrollo personal y profesional del trabajador

La región latinoamericana ha puesto énfasis en la creación de un sistema educativo que brinde mayores oportunidades a las personas y a sus familias y Perú no es la excepción, afirmó Rodrigo Yépez, gerente general del Grupo EULEN Perú.

Comparte

Publicado 06 de Noviembre

En cualquier parte del mundo, el papel que desenvuelve la educación es vital para el desarrollo de un país. Durante los últimos años, la región latinoamericana ha puesto énfasis en la creación de un sistema educativo que permita brindar mayores oportunidades a las personas y a sus familias y Perú no es la excepción, afirmó Rodrigo Yépez, gerente general del Grupo EULEN Perú.

>LEE: ¿Cuáles son los retos de la educación en Perú para formar futuros talentos?

Según el Ministerio de Educación (Minedu), la tasa de analfabetismo en el Perú se ha reducido de 7.1 % al 5.9 % en los últimos 5 años, no obstante, todavía hay un largo camino por recorrer, en el cual las empresas ya se vienen sumando.

El outsoutcing es un sector en auge, que emplea a un gran número de personal operario en servicios como mantenimiento, limpieza, entre otros; y en el que la tasa de analfabetismo por estudios básicos inconclusos, suele ser alta, sostuvo el ejecutivo. “Por ello, resulta importante que las empresas del rubro comiencen a generar iniciativas y oportunidades que favorezcan al crecimiento de su personal, y que, además de enfocarse en el aspecto técnico, también se orienten a reforzar sus habilidades blandas”, consideró en un reciente artículo. 

Enfoque en equidad de género

En Perú, las mujeres han logrado desempeñarse en puestos clave dentro del sector. Por ejemplo, dentro del rubro de servicios, el 65 % de los trabajadores que se encargan de las tareas de limpieza son mujeres, seguido por servicios auxiliares (55 %).

En ese sentido, Yépez sostuvo que es vital capacitar a los trabajadores en temas de equidad de género, que aborden la estandarización de las oportunidades existentes en el mercado laboral, y que apuntan a transformar la gestión de personal en forma más equitativa entre ambos sexos.

El desafío empresarial

“El reto está en comenzar a fomentar iniciativas educativas, que a su vez ayuden a la promoción de un personal más eficiente y con nuevas herramientas, les permita encontrar en la educación una ventana al desarrollo personal y profesional”, manifestó.

Opinó que de esta manera, las empresas lograrán fortalecer lazos con sus colaboradores y sus respectivas familias, al volverlos más atractivos dentro del mercado laboral y brindarles la oportunidad de poder aspirar a un mejor puesto dentro de la organización, lo cual se podrá ver reflejado en la mejora de su calidad de vida.

 >LEE: ¿Qué es la educación inclusiva y por qué debemos promoverla?