Cultura

¿Cómo mantenerte saludable en el trabajo?

El sedentarismo presenta grandes riesgos como la presión sanguínea elevada, exceso de grasa corporal, alteraciones de los niveles de colesterol y mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares. ¡Estos consejos podrían ayudarte a tener una vida sana!

Llegas a casa después de un día de trabajo y sientes que todo te duele. Y es que pasar largas horas en la oficina, sentado y comiendo, pendiente del correo electrónico, puede tener serios efectos sobre tu salud.

>LEE: ¿Cuáles son las etapas de sueño de una persona y para qué sirven?

Sin embargo, es posible evitar estas consecuencias con cambios de hábito sencillos. Por esa razón, Bumeran te brinda algunos consejos que pueden ayudarte a tener una vida más saludable, mantener el buen humor y conservar energías mientras te encuentras en la oficina.

1. Hidrátate constantemente

La misión de mantener la hidratación de tu cuerpo es más fácil de alcanzar cuando se divide en tareas pequeñas y específicas. Contar con un tomatodo de agua frente a ti ayuda a incorporar el hábito de beber la cantidad suficiente durante el día. Incluso existen apps que te recuerdan que debes hidratarte y cuentan cada vaso consumido, para evitar las excusas.

2. Párate de la silla

Las distracciones en el lugar de trabajo desafían hasta las mejores intenciones. Entonces también hay que entrenarse para vencer la mentalidad de víctima de correos electrónicos, fechas límites o tareas de último minuto. Es recomendable levantarse de la silla cada 30 o 60 minutos, estirar el cuerpo y realizar alguna acción que pueda activar los músculos. Los riesgos del sedentarismo son, entre otros, la presión sanguínea elevada, exceso de grasa corporal, alteraciones de los niveles de colesterol y mayor riesgo de enfermedad cardiovascular.

3. Agrega un snack saludable

Incluso las personas involucradas en el trabajo enfrentan tareas que parecen imposibles. Por eso, darse un impulso con algo saludable para comer cuando se completa una larga tarea produce un efecto positivo. Los beneficios de un refrigerio saludable también enriquecen la salud general, reducen los antojos, elevan el estado de ánimo y aumentan la capacidad intelectual.

4. Nunca dejes de caminar

Nuestros estilos de vida modernos nos pusieron a todos en un gran dilema: tenemos mucho trabajo importante que hacer, pero, al mismo tiempo, los expertos en salud dicen que debemos dar unos 10 mil pasos al día. ¿Cómo lograrlo si todo el día me encuentro en la oficina? Camina para hablar con las personas en lugar de llamarlas. Si se hace esto cada vez que se necesita hablar con alguien, entonces los pasos definitivamente podrían sumar. Levántate y camina cada vez que tengas que leer algo, y sal un rato en la hora de almuerzo.

5. Estira el cuerpo

Sentarse en un escritorio y escribir durante la mayor parte del día puede causar todo tipo de molestias, dolores y tensiones en el cuerpo, en especial en espalda y cuello. Estirar acelera el flujo sanguíneo, ayuda a aumentar habilidades de equilibrio y a regular los niveles de azúcar en la sangre. Además, el movimiento de un estiramiento especial puede ser justo lo que se necesita para terminar una larga sesión de estar sentado.

>LEE: Tania Battistini: ¿Por qué es importante llevar una dieta saludable en el trabajo?