Come bien vive mejor

Snacks para la oficina

Si vas a comer algo a media mañana o media tarde procura que sean alimentos nutritivos, que te aporten energía de manera saludable... y también otros nutrientes como vitaminas, antioxidantes o minerales.

Snacks para la oficina
Snacks para la oficina Snacks para la oficina

Todos tenemos distintos requerimientos de nutrientes y energía, y además, tenemos rutinas distintas de alimentación. Por ejemplo, algunas personas comen dos o tres veces al día y les va muy bien... cubren sus requerimientos, se sienten con energía durante todo el día y llegan sin mucha hambre a la siguiente comida.

Por otro lado, hay personas que entre las comidas principales necesitan tener una o dos pequeñas meriendas. Si sientes que llegas a la siguiente comida principal, por ejemplo al almuerzo, con mucha hambre, acidez, debilidad o cansancio (aunque hayas dormido bien en la noche), o no cubres con tus requerimientos de nutrientes con las comidas principales, te recomiendo comer un snack a media mañana y/o media tarde.

Por lo general la media mañana es entre las 10 a.m. y 11 a.m. y la media tarde entre las 4 p.m. y 6 p.m., momentos en los que estamos en la oficina o en clases. A diferencia de la hora del almuerzo, no hay un momento en el horario laboral o de estudios destinado a comer durante la media mañana o media tarde.

Tenemos horarios distintos en los que nuestro cuerpo nos pide estos bocadillos, así que debemos adaptarnos al ambiente de la oficina y al tipo de trabajo.

Te dejo aquí algunas opciones saludables, no son las únicas:

  • Frutas

Considero que esta es la mejor opción. Te recomiendo una que sea fácil de transportar y comer como mandarina, lima, plátanos o aguaymantos. Guárdalos en un lugar fresco y seco. Aportan energía, vitaminas, minerales, antioxidantes, agua, etcétera.

  • Frutas secas

Son frutas deshidratadas. Elige unas en las que no hayan usado azúcar para su procesamiento. Algunas frutas secas son guindones, damascos y pasas. Todas ellas aportan fibra y energía.

  • Frutos secos

Los preferidos por muchos. Aportan grasas saludables, las cuales dan saciedad y aportan proteínas. Elígelas sin sal y que no estén fritas. Ejemplos de frutos secos son las nueces, el maní y las pecanas.

  • Yogurt natural

Aporta proteínas, calcio y probióticos. Te recomiendo elegir uno sin azúcar añadida; por cierto, esa información está en la lista de ingredientes. También te recomiendo almacenarlo en una refrigeradora.

  • Aceitunas

Al igual que los frutos secos aportan grasas saludables, las cuales dan saciedad. El tipo de grasa que aporta es principalmente omega 9, ideal para la salud del corazón.

  • ‘Palitos’ de verduras

Pueden ser de zanahoria o apio. Contienen muy pocas calorías, aportan vitaminas y fibra; además, ayudan a reducir un poco la ansiedad por su textura. Se pueden comer solas o se pueden acompañar con mostaza, hummus o guacamole.

  • Pop Corn

Te recomiendo prepararlp en casa, evita el de microondas.

  • Quinua, trigo o kiwicha ‘pop’ o atomizada

Este tipo de procesamiento ayuda a dar saciedad, además aportan energía y proteínas. Te recomiendo elegir los que tienen poca miel.

  • Galletas saludables hechas en casa

Les dejo una receta: mezclar con un tenedor 1 plátano bien maduro triturado + 150 gramos de avena (si es en copos procesarla previamente) + 1 huevo + canela + pasas o arándanos secos. Cuando ya se tenga una masa homogénea, hacer pequeñas galletas con las manos y ponerlas en una lata con papel manteca. Hornear. Horno precalentado 180°C por 17 a 19 minutos. No quedan crocantes, son un poco chiclosas.

Te recomiendo consultar siempre con un nutricionista para poder adaptar estas recomendaciones a tus necesidades y a tu estilo de vida.