PQS

#LaVozdelosEmprendedores

Entérate lo que leen más de
5 millones de emprendedores

Capacitación

¿Qué es resiliencia y por qué es importante en el ámbito laboral?

Publicado el 15 de Enero

Foto referencial: Internet

El líder resiliente es innovador y optimista. ¿Qué otras características hacen a la resiliencia tan importante en los recursos humanos?

La resiliencia es una habilidad tomada muy en cuenta en el mundo corporativo del nuevo milenio. Se trata de la capacidad de enfrentar y superar una dificultad, una situación límite que puede ser traumática, dolorosa, explicó Evangelina Piscitello, Territory Manager de Raet para Latinoamérica.

>LEE: Entrevista de trabajo: Genera una buena impresión en cada oportunidad

Ante una circunstancia adversa, hay un primer momento en el que la persona siente desconsuelo, que llegó a un límite que no puede superar, que no tiene fuerza ni voluntad de seguir adelante. Hay un instante en el que “toca fondo” (como se dice coloquialmente). Sin embargo, de repente surge una fuerza especial –que la persona creía que ya no tenía- que la hace ponerse de pie y seguir adelante. Esto ya no es solo superar una crisis sino adquirir una fortaleza especial para afrontar lo que venga.

¿Las personas resilientes nacen o se hacen?

La resiliencia no es innata, no se hereda, se trata de una capacidad que todos pueden desarrollar. En los ambientes laborales surgen dificultades permanentemente.  Las organizaciones necesitan personas que no se asusten ante esas adversidades, que puedan ser lo suficientemente creativas como para sortear la dificultad y “reconstituirse” –incluso hasta con mejor posicionamiento que el anterior-.

Una persona resiliente cuenta con ciertas características fundamentales:

1. Actitud positiva

Aun ante la peor situación, la persona resiliente tendrá optimismo, buscará la forma de sortear la dificultad y salir adelante.  Y esta actitud se contagia.

2. Flexibilidad y creatividad

La persona resiliente puede salir de sus esquemas (prejuicios, determinada forma de ver o encarar situaciones), ponerse desde otro lado y mirar la escena con otra perspectiva.  De esta forma, puede ver caminos que hasta el momento no percibía, descubrir nuevas posibilidades, generar ideas novedosas y aplicar conocimientos desde una nueva perspectiva. 

3. Autonomía

Obrar según el propio criterio, independientemente de la opinión de los otros.  Esto en momentos de dificultades es una ventaja, ya que generalmente, en un clima pesimista, la gente tiende a paralizarse y no reaccionar.

4. Resolución de problemas

Esto se relaciona con los conceptos anteriores.  Quien tiene actitud positiva, flexibilidad, creatividad y autonomía, no tiene miedo de afrontar una adversidad, al contrario, lo hace con optimismo, con la idea de que saldrá triunfante. 

5. Habilidades sociales

Se trata de una persona que establece empatía con su entorno, jefes, compañeros y personas a cargo.  Sabe entender y responde ante las necesidades del otro; comprende qué lo motiva, qué lo asusta; tiene la habilidad de conectarse con el otro, de comunicarse sinceramente, de confiar y que confíen en ella. 

6.  Vivir desde otra óptica

La persona resiliente quiere sobreponerse a la dificultad y “renacer”, volver a vivir desde otra óptica (“out of the box”/”fuera de la caja”, de la zona –que hasta ese momento era- de confort).

>LEE: ¿Qué habilidades blandas necesitan los millennials peruanos para tener éxito laboral?

resilienciacaracterísticasrecursos humanostrabajo

Noticias relacionadas