Capacitación

La obesidad afecta productividad laboral, ¿cómo mantener una vida saludable en la oficina?

¿Preocupado por tu condición física?, estas son algunas recomendaciones para mantener una vida saludable en el trabajo.  

Comparte

Publicado 13 de Febrero

¿Sabías que durante 2018, el Perú ocupó el tercer lugar de países latinoamericanos con mayores índices de obesidad y sobrepeso?, esto según la 35.º Conferencia Regional para América Latina y el Caribe organizada por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), lo cual revela una alarmante situación y un problema de salud mundial.

>LEE: Seis alimentos que mejoran tu memoria

¿Cómo puede afectar tu trabajo?

El sobrepeso y la obesidad se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud. En el ámbito laboral, según la FAO, una persona que padece de obesidad experimenta un aumento del 50% en la pérdida de productividad y requiere un 88% más de visitas médicas que una persona sana. Ello debido a que esta se asocia al riesgo de contraer enfermedades más severas como la hipertensión arterial, diabetes, asma y artritis, accidente cerebro vascular, entre otras.

Durante la jornada laboral, las personas tienen ciertos requerimientos nutricionales de acuerdo con las tareas que realizan por lo que el contenido calórico debe ser medido cuidadosamente a fin de promover el consumo de menús balanceados considerando el aspecto nutricional, gustos e inclusive preferencias en cada locación acorde a los alimentos propios de cada región.

¿Qué hacer?

En ese contexto, APC Corporación, empresa peruana, líder en alimentación colectiva, comparte algunas recomendaciones para mantener una vida saludable en el trabajo:

1. Realizar actividad física

Para mantenerse en forma es necesario ejercitar el cuerpo; por ello, es recomendable buscar formas de realizar actividad física. Una buena forma puede ser evitar los ascensores y usar las escaleras.  Asimismo, se sugiere aprovechar las oportunidades que se nos presenten para caminar, como por ejemplo ir a la tienda o quizá movilizarse dentro del espacio de trabajo.

2. Consumir agua o bebidas con bajos niveles de azúcar

Muchas personas cuando tienen sed suelen comprar jugos frutados o gaseosas, los cuales son conocidos por su alto contenidos de azúcar; al respecto, lo más saludable es beber agua o en todo caso, preparar bebidas con frutas o verduras orgánicas que se endulcen con estevia. Esto reducirá las calorías de nuestras bebidas y mantendrá en un nivel adecuado la glucosa de nuestro organismo.

3. Cuidar las porciones de los alimentos

Si lo que buscamos es mantener un equilibrio en nuestro peso y el índice de masa corporal, es importante cuidar nuestra alimentación a través de las porciones que consumimos. Es importante considerar una dieta balanceada, incluyendo en ella proteínas, vitaminas, cereales y legumbres.

4. Realizarse exámenes médicos periódicamente

Un punto importante a considerar para mantener una buena salud es realizarse un control médico en el que el paciente conozca sus niveles de glucosa, triglicéridos, y otros puntos importantes que para su salud integral.

5. Consumir frutas saludables

Otra alternativa recomendable para mantener un nivel de vida saludable es consumir frutas como manzanas, piña, fresas, entre otros; pues tienen menos calorías y  contribuyen a reducir el riesgo de algunas enfermedades no trasmisibles, como las cardiopatías y determinados tipos de cáncer.

>LEE: ¿Cómo mejorar tu productividad laboral a través de la alimentación?