Capacitación

Cinco pasos para conciliar los roles de mamá y profesional

Cynthia Sánchez, directora de Gestión de Talento para ManpowerGroup Perú y Chile, brinda algunos consejos para equilibrar ambos roles y lograr el éxito personal y profesional.

Ser madre y trabajar puede volverse complicado, pero claramente es posible. Si bien es cierto el Estado, las organizaciones y los diferentes actores de la sociedad nos hemos dado la tarea de conciliar ambos roles con diferentes legislaciones, programas, beneficios, etcétera, todavía nos queda trabajo por realizar en pro de un sano equilibrio vida/trabajo que beneficie a ambas partes.

>LEE: Día de la Madre: Ventas del sector retail crecerían 10%

Hoy tenemos una gran ventaja, ya que la tecnología juega a nuestro favor y nos permite estar más conectadas con el hogar y el trabajo al mismo tiempo, conciliando el rol de mujer ejecutiva con el de madre sin que sea un proceso complejo. Por ello, Cynthia Sánchez, directora de Gestión de Talento para ManpowerGroup Perú y Chile, brinda algunos consejos para equilibrar ambos roles y lograr el éxito personal y profesional:

1. Pensar en ti

El primer paso es preguntarse ¿qué significa para mí ser una ejecutiva exitosa y qué significa ser una gran madre? Si deseas conciliar ambos roles en tu vida, asume el reto de ser la mejor madre y ejecutiva para la compañía en la que estés sin compararte con nadie, ya que cada una tiene diferentes realidades que asumir. Puede que en el camino te equivoques, pero tendrás la seguridad de haber dado siempre lo mejor.

2. Fija tus objetivos

Ser madre puede ser lo más hermoso que nos ha pasado en la vida; sin embargo, no debemos olvidar que también tenemos objetivos y metas que lograr en otros roles. No dejes atrás tus planes de desarrollo. No pospongas estudios ni actualizaciones, sigue potenciando tu marca personal.

3. Organiza tu tiempo

Organiza tu horario de modo que no te olvides de las cosas importantes para ambos roles. En la organización debes tener una agenda para mapear tus reuniones y compromisos. En el hogar, comprométete siempre en acompañar a tus hijos o hijas en espacios que necesitan de tu presencia, si bien no podemos estar todo el día con ellos o ellas porque trabajamos, es importante estar en esos momentos que marcarán la diferencia.

4. Busquemos aliados o aliadas

Debemos de contar con personas de confianza que nos apoyen en el proceso (familia – trabajo). Ten en tus contactos de celular números de apoyo como familiares, doctores y proveedores que puedan facilitarte la organización de ciertas actividades, que puedas desarrollar desde tu casa u oficina sin tener que trasladarte.

5. Desarrolla tu red de networking

Sigue en contacto con las personas que profesionalmente compartes interés. Cuando eres madre debes darte un tiempo para interactuar con personas cercanas a tus hijos o hijas con quienes puedas compartir temas vinculados a sus intereses.

La especialista también motiva a las mujeres a sentirse siempre empoderadas, libres y con poder de decisión para elegir el camino que más las haga felices.

>LEE: Día de la Madre: Negocios de última hora que puedes emprender