Capacitación

Examen de admisión universitario: Cinco claves que no puedes dejar pasar

Buena organización, realizar actividad física y dormir 8 horas podrían ser los tres factores más importantes para estar preparado ante el duro reto de rendir un examen de admisión.

Comparte

Publicado 28 de Enero

Buena organización, realizar actividad física y dormir 8 horas podrían ser los tres factores más importantes para encarar el examen de admisión.
Buena organización, realizar actividad física y dormir 8 horas podrían ser los tres factores más importantes para encarar el examen de admisión. Buena organización, realizar actividad física y dormir 8 horas podrían ser los tres factores más importantes para estar preparado ante el duro reto de rendir un examen de admisión.

Una de las más populares modalidades de ingreso a una institución de educación superior y, quizás, las más retadora para los jóvenes es el examen de admisión. Este puede llegar a causar altos niveles de estrés en los postulantes, ya que la mayoría suele pensar que no están debidamente preparados o que no han estudiado lo suficiente; por ende, podría aumentar su inseguridad cuando se encuentran próximos a rendir la prueba.

>LEE: ¿Cómo empezar tu empresa propia desde la universidad?

Para ello, existen 5 factores claves que pueden ayudarte a sentirte emocionalmente preparado cuando llegue el gran día ¡Te los contamos!

Prepara tu metodología de estudio

Clasifica el material que vas a estudiar por categoría y grados de dificultad, según tus preferencias. De esta manera podrás comparar y analizar conforme avances. Es importante que programes un horario para que no dejes a última hora algunos temas o realices otras actividades sin darte cuenta que no estudiaste lo debido.  

Realiza actividad física

¡No vivas estudiando! Date el tiempo necesario para hacer algún deporte al aire libre como salir a correr, caminar, hacer yoga u otros ejercicios de meditación. Trata de despejar tu mente y distraerla por un periodo corto de tiempo, ya que el movimiento que realices en la actividad física puede llegar a influir en tu memoria.

Larga vida a los mapas conceptuales

Si no se te hace sencillo hacer un resumen a detalle y buscas recopilar información clave de lo que estás estudiando, los mapas conceptuales son la respuesta. Estos te permiten visualizar de manera atractiva las terminologías y conceptos que vienes estudiando días anteriores. Además, te darán la capacidad de retener palabras claves.

¡No estudies minutos antes!

Solo conseguirás saturar tus ideas y podrías confundir los conocimientos que tanto te demoraste en adquirir. Tratar de aprender apurado y bajo tensión faltando horas y, en peores casos, minutos antes de la evaluación, provocarán que tu ansiedad aumente y los nervios podrían jugarte en contra. Lo que necesitas es confiar en tus conocimientos y tratar de esquematizar mentalmente lo que has conseguido estudiar.

Duerme tus 8 horas

Descansar la cantidad de horas pertinente es un factor básico que todo estudiante debe tener en cuenta. Si piensas que estudias mejor de noche hasta la madrugada, entonces trata de dormir un poco más en las mañanas. Otra alternativa es que acostumbres a tu cuerpo a repasar, a través de diferentes modalidades, en un horario más temprano. Lo importante es que no interfieras en tus horas de descanso.

>LEE: El 40% de adultos que estudia en la universidad ya tiene estudios técnicos

Recuerda que no hay una fórmula secreta que garantice el éxito y que, independientemente de los resultados, la experiencia te ayudará a aprender cada vez más.

Lee también