Capacitación

Cuatro competencias profesionales que están requiriendo las empresas

Se trata de una serie de atributos propios del ser humano que podemos profesionalizar y resumir en las competencias.

Las habilidades blandas son las estrellas del momento entre los empleadores, en adición y sin restar las competencias técnicas, afirmó el vicerrector de Servicios Universitarios de la Universidad de Ciencias y Artes de América Latina (UCAL), Willy Wong.

>LEE: Mejora tu búsqueda de trabajo con estas estrategias

Se trata de una serie de atributos propios del ser humano que podemos profesionalizar y resumir en las competencias como autoestima, asertividad, resiliencia y aprendizaje continuo.

De este modo, las organizaciones demandan personas que sean capaces de:

  • Auto liderarse, desempeñarse con autonomía y sin complejos.
  • Generar alianzas con todo tipo de stakeholders.
  • Sobreponerse a las adversidades y rentabilizar los errores.
  • Aprender constantemente para innovar y lograr efectividad en el negocio.

Además, Wong sugirió algunas otras habilidades que las compañías valoran a la hora de contratar a un colaborador:

Hablar más de un idioma

Es imprescindible hablar el idioma de las naciones pujantes y emergentes, así como conocer la cultura de los mismos.

Habilidades informáticas

Para la generación centennial, quizás la más digital del planeta, todo aquello relacionado con la programación será vital. Y si los mayores nos animamos, será un plus altamente valorado dada la creciente migración de lo presencial a lo virtual.

Correcto uso de redes sociales

No existen dos personalidades, una en el formato presencial y otra en el virtual. Las redes proyectan lo que somos. Y si alguien cree tener una personalidad distinta en las redes, es porque en el fondo es aquella personalidad la que le gustaría dar a conocer, pero que por diversos motivos prefiere no mostrarla en su día a día y busca refugio en las redes.

Postgrado en tiempo oportuno

La elección de un posgrado debe venir acompañada de la experiencia que se ha ido ganando. Es recomendable elegir un curso que nos agrade y en el cual esperamos profundizar para una posible mejora laboral.

>LEE: Cómo decidir entre dos ofertas laborales