PQS

#LaVozdelosEmprendedores

Entérate lo que leen más de
5 millones de emprendedores

Actualidad

Nelson Portugal: Importancia de la inteligencia emocional y el desarrollo personal [Entrevista]

Publicado el 31 de Agosto

Archivo

Archivo

La inteligencia emocional y el desarrollo personal permitirán que alcancemos un equilibrio y crecimiento en nuestras vidas, por ello es transcendental saber manejar las emociones y fortalecerlas, afirmó Nelson Portugal, consultor en Desarrollo Personal. El experto también resaltó la importancia de la resiliencia para afrontar las situaciones.

Planificar nuestro desarrollo personal o crecimiento puede ser un proceso al que quizás no le demos la importancia debida; sin embargo, debes saber que crecer como persona está considerado como una de las necesidades inherentes de los individuos.

A propósito de esto el portal PQS entrevistó a Nelson Portugal, consultor en Desarrollo Personal, quien nos explicó la importancia de la inteligencia emocional y el desarrollo personal para alcanzar el progreso a nivel profesional, personal y familiar; también enumeró las diferencias entre ambas. ¡Lee la entrevista completa!

1. ¿Qué se entiende por inteligencia emocional? ¿Cómo se diferencia del desarrollo personal?

La inteligencia emocional es la capacidad para gestionar nuestras emociones con el fin de pasar de un estado emocional de desequilibrio a un estado emocional de equilibrio. Esto no quiere decir que no existan momentos en los que experimentamos cierto grado de desequilibrio sino, por el contrario, que cuando ocurran, tengamos las herramientas para volver al equilibrio.

Para ello, es importante, primero, ser conscientes de que es parte natural de la vida estresarnos, frustrarnos, enojarnos o sentir nostalgia. Cuando aceptamos que estas emociones son y serán parte de nuestra vida, dejamos de juzgarnos o sentir culpa porque algo “nos afecta”, lo cual es un paso necesario para la gestión de emociones.

Una vez que aceptamos estas emociones, entonces podemos utilizar diferentes herramientas para reducir la intensidad emocional, como la observación y cambio de nuestra postura corporal. Si, por ejemplo, estamos cerrando el puño, podemos abrirlo. Al igual que, si estamos mirando fijamente a alguien, podemos mirar hacia abajo por un momento. Este cambio de postura contribuye a reducir el nivel de la emoción.

Parte de esta gestión emocional también incluye observar nuestros pensamientos y desarrollar, poco a poco, la capacidad para modificarlos. Evidentemente, todo este proceso requiere atención y dedicación pero que, en definitiva, si deseamos crecer en la vida, es importante invertir estos recursos para poder fortalecer nuestra inteligencia emocional.

En cuanto al desarrollo personal, creo que es una práctica que involucra un proceso de crecimiento en el que adquirimos, no solo la inteligencia emocional, sino también otras habilidades que consideramos importantes para nuestro progreso, tanto a nivel profesional como personal y familiar.

2. ¿Por qué es importante que las personas desarrollen sus emociones? ¿A través de qué metodologías se puede lograr?

Es importante aprender a manejar nuestras emociones, porque las decisiones y las acciones que tomamos están determinadas, en gran medida, por ellas.

Esto quiere decir que cuando gestionamos nuestras emociones, estamos también aprendiendo a tomar mejores decisiones".

Estas decisiones van desde nuestro emprendimiento, pasando por nuestra vida personal, hasta nuestras finanzas personales y salud física. Creo firmemente, que todos debemos dedicar un tiempo a esta área de nuestra vida: la salud mental.

Dentro de las metodologías que existen, es importante considerar acudir a un profesional de la salud como, por ejemplo, un psicólogo. Normalmente, esta es una práctica que es vista con cierto recelo, porque se cree que una persona solo visita a un profesional en esta materia cuando tiene graves problemas, cuando en realidad es un servicio de los que todos podemos beneficiarnos.

Como complemento, puede aportar el hecho de asistir a talleres o tener sesiones con coaches o consultores en desarrollo personal. Sin embargo, es importante informarse de fuentes que puedan aportar un enfoque práctico, sin dejar de lado los estudios o investigaciones científicas realizadas al respecto.

3. ¿Qué importancia tiene la autoestima en el desarrollo de la inteligencia emocional? ¿Cómo podemos trabajar este aspecto de manera personal?

El autoestima es fundamental, pues define – principalmente – la manera en que nos relacionamos con nosotros mismos. ¿De qué depende que nos cuidemos, aceptemos conductas de otros con las que no estamos de acuerdo, pongamos límites en nuestra vida  y tomemos decisiones que nos permitan crecer? En gran medida, de la autoestima.

Por esa razón, creo que es importante empezar un proceso de autoconocimiento en el que podamos observarnos, sin juzgarnos. Identificar qué pensamientos se nos vienen a la mente cuando cometemos un error, qué nos decimos a nosotros mismos cuando no logramos un objetivo y qué pensamos cuando nos sentimos incómodos.

Una vez que podemos conocer más, podemos empezar a identificar qué nos gustaría que fuera diferente y, en lo posible, con el apoyo de un profesional, podamos empezar a modificarlos. Sin que ello signifique que dejemos de ser nosotros mismos.

4. Según tu experiencia, ¿cuáles son los aspectos emocionales más complejos que presentan las personas que ocupan cargos de jefatura en empresas? ¿Cómo pueden sobrellevarlos y pueden sentirse satisfechos en el presente, sin antes mirar hacia atrás y reconocer su progreso?

Pienso que el primer paso para lograr aquello que queremos en la vida, es apreciar lo que ya hemos conseguido en ella. En este sentido, antes de mirar hacia adelante, hay que mirar hacia atrás para responder la pregunta: ¿qué ya he conseguido?, ¿de qué puedo estar agradecido?

Lo que hace el pensar estas respuestas es que inyecta calma en nuestras vidas la cual, a su vez, convierte la ansiedad en entusiasmo. Con este entusiasmo, es más probable que podamos tener el coraje de hacer aquellas cosas que – aunque no sabemos si funcionen – nos dan la probabilidad de crecer.

Es el coraje diario, finalmente, lo que marca la resiliencia".

5. ¿Nos podrías brindar 4 recomendaciones para manejar la inteligencia emocional desde nuestras casas con el objetivo de no sentirnos afligidos por el aislamiento social?

  1. Hacer una lista de situaciones que nos desequilibran: conocerlas hace que estemos preparados para cuando lleguen, pero también nos permiten anticiparnos para, en lo posible, reducir la probabilidad de que ocurran.
  1. Identificar los pensamientos que surgen: es importante reconocer los hechos que ocurren y nos enojan, frustran o nos dan ansiedad; pero lo que llevan estas emociones a un nivel de intensidad que nos desequilibra son los pensamientos que tenemos frente a esos hechos.
  1. Preguntarnos ¿por qué pudo haber ocurrido?: una vez que identificamos los pensamientos, es importante pensar en otras razones por las cuales podrían haber sucedido los hechos. Esto hace que nuestra interpretación se modifique y, por ende, nuestra intensidad disminuya.
  1. Inhalar lo más lento y “extenso” posible: la respiración es una herramienta de gestión emocional importante, sobre todo cuando exhalamos con lentitud. Para esto podemos inhalar profundamente durante cinco segundos, luego mantener la respiración durante tres segundos y exhalar lo más lento posible.

Suelo decir que mientras más grande sea el problema, más extensa debe ser la exhalación.

  • Sobre Nelson Portugal:

Consultor en desarrollo personal, fundador de Trasciende y autor del libro El Círculo de Crecimiento. Se ha especializado en el diseño de programas formativos dirigido a jefes y gerentes. Ha sido profesor universitario de la carrera de psicología. Actualmente asesora a profesionales a iniciar su propio negocio de consultoría.

Contacto:

entrevistadesarrollo personalinteligencia emocionalemocionesPsicologiacoachhabilidadesdesarrollo profesionalsalud mentalpost COVID 19

Noticias relacionadas