Las armas de Fernando

Trabajar siendo emprendedor

Blog de fernando armas
Blog de fernando armas blog de fernando armas

Estar en Lima y trabajar era un sueño, aunque a veces podía volverse pesadilla. Lima es una ciudad de oportunidades pero hay que sacarle partido a la creatividad. Como siempre he sido una persona alegre y dinámica, nunca dejé de vender mis  productos  artísticos y mercadería.

En televisión ganaba muy poco. No alcanzaba para una persona casada. Sí, créanlo, se gana poco. Al menos yo viví eso los primeros 7 años de mi carrera televisiva.  Por eso en el canal yo vendía los artículos de madera que mi familia producía, vendía productos de belleza por catálogo, vendía tamales en el departamento alquilado que teníamos con mi esposa. No tenía.

Creo que uno nunca debe sentir vergüenza cuando se dedica a una actividad honesta. En  Canal 5 (Panamericana Televisión), les vendía a los actores de Risas y Salsa; en el lugar donde vivía, vendí tamales a los vecinos y también a gente que iba a mi casa los domingos a pedir. Por eso nunca he dejado de creer en mí, pero sin el apoyo de mi esposa no me hubiera convertido en lo que soy hoy en día.

Mi carrera artística me llevó a conocer diversos lugares de mi país. Incluso hice mi primer vuelo en avión, cuando la máxima altura que había subido en un transporte era la tolva del camión que me  trajo a Lima. Les confieso que estar a 20 mil pies de altura me dio vértigo, no comí  lo que me ofrecieron en el vuelo. Bueno, hasta ahora no lo hago… ¡Es más fea!

Mi primer vuelo fue con Analí Cabrera,  la recordada 'Chelita'. Ella me llevó para ser su telonero. No me importó lo que me pagaba, porque siempre he creído que, al inicio para que te conozcan, uno tiene que pasar pruebas de calidad.

Mi trabajo le gustó. Fue en Iquitos la primera gira estando en Risas y Salsa, luego vino Arequipa y ahí ocurrió una anécdota que nunca olvidaré: se estaba realizando la FIA (la feria que se celebra en agosto de cada año en Arequipa) y había llegado Joe Arroyo. La gente estaba un poco exasperada. El público quería bailar y cantar salsa con Arroyo pero aún faltaba Analí Cabrera 'Chelita'. El show que ella presentaba salía primero. Hacía un baile para luego cambiarse de vestuario, entonces yo ingresaba al escenario para hacer tiempo mientras ella  hacía ese cambio. Ese día como la gente estaba pifiando  me dijeron  “sal tú primero”. - Sí, como no - le dije.

Yo venía de hacer ferias regionales,  pero nunca me había enfrentado a un público que exigía la presencia de su cantante salsero. Piénsenlo: me presentaban a mí, un desconocido todavía,  para subir al escenario. Entonces me persigné e invoqué la fuerza de mi madre (como hasta ahora). Al subir al escenario, la gente seguía pifiando, lanzando improperios, mientras yo empezaba mi rutina de humor. De repente, esas silbatinas empezaron a cambiar por algunos “¡Ja, ja, ja!”. Poco a poco las risas  empezaron a ser más constantes hasta acabar con una carcajada  general. Al público arequipeño lo aprecio y respeto, porque hasta el día de hoy siempre me contratan. Creo haber ido, en estos 24 años de trayectoria, 24 veces.

Bueno, luego de mi presentación esa noche  le tocaba subir a 'Chelita'. Cuando la mencionaron, el público volvió con la silbatina y ella por precaución, junto a su manager, decidieron no hacer su espectáculo. Así que ese día me sentí un ganador. Veía aumentar mis ingresos. Me di cuenta que en Lima no había que tener solamente un trabajo: había que moverse en diferentes espacios. Creo que la gente emprendedora lo sabe. Yo empecé a trabajar en  radio, el comienzo siempre es difícil. Como les dije antes,  hay que pasar pruebas de calidad. Así fue que el 'tío' Guillermo Rossini, a quien admiro, respeto y quiero, me invito a RPP a su programa. Después de varias fechas me propusieron contratarme. Al inicio ellos pusieron la cifra y con el tiempo puse mis condiciones. Nunca tuve ningún problema con la corporación radial y si decidí alejarme era para surgir y para asumir retos, reinventándome y siendo proactivo.

¡Gracias a RPP! , he pasado por giras pagadas y no pagadas. Son los riesgos del artista nacional. Mi esposa puso un bazar que ambos administrábamos, puse una peluquería, que luego se vendió y se cerró, pusimos un nido llamado Kinderking en el año 2000 , compramos algunas propiedades a partir del octavo año de mi carrera. Hoy ese nido ha cumplido 14 años. Tenemos un área de mil metros cuadrados con 150 alumnos, ya tenemos construidos otro nivel y el próximo año queremos recibir 300 alumnos. Además formamos una empresa llamada Inversiones Fernando & Jerry SCRL , que es promotora educativa y productora de espectáculos, brindamos servicios artísticos. También he trabajado en Panamericana TV, América TV, ATV, Global TV, Frecuencia Latina, y hoy empiezo una aventura televisiva en Willax Tv, canal 18 de Cable mágico y 8 de Claro, con un programa propio, de lunes a viernes a las 7:00 p. m. : "Comediando".

Estoy laborando por las mañanas en Radiomar Plus, con un programa diario de 10:00 a. m. hasta el mediodía y el próximo año se amplía de 9 a 12 m. El espacio es  "Salsa con humor", junto a Kike Vega, un gran comunicador. Como humorista me considero un obrero de mi arte, un emprendedor de las comunicaciones, un empresario, un promotor educativo junto a mi esposa. Sigo invirtiendo, diversificando nuestros ingresos, pero nunca dejando de lado a la familia, a los padres, a los hermanos, al gente que necesita y sobre todo a Dios, a quien agradezco por darme la oportunidad de ser feliz con todo lo que me dio, sin caer en la avaricia, la envidia, el egoísmo. Siempre fui feliz con lo que tuve, con lo que tengo, y sigo adelante que aún hay mucho por dar, sin perder la sonrisa y nunca la humildad. Gracias a todos ustedes por leerme.