PQS

#LaVozdelosEmprendedores

Entérate lo que leen más de
5 millones de emprendedores

Billetera no mata galán

El peligro de subir al carrusel de las deudas

Publicado el 11 de Agosto

Maria Grazia Parra

Maria Grazia Parra

32 publicaciones

Muchas veces hemos recibido llamadas ofreciéndonos tarjetas de crédito. Y seguro, nos hemos visto tentados a aceptar una (o varias), atraídos por las recompensas y promociones ofrecidas. Pero, ¿sabes exactamente...

Muchas veces hemos recibido llamadas ofreciéndonos tarjetas de crédito. Y seguro, nos hemos visto tentados a aceptar una (o varias), atraídos por las recompensas y promociones ofrecidas. Pero, ¿sabes exactamente cuáles son las características de tu tarjeta de crédito? Y sobre todo, ¿sabes cómo utilizarla para evitar caer en el tan temido "carrusel de deudas"? Aquí dejamos unos consejos y tips para usar mejor la tarjeta de crédito

 

1) ¿Realmente necesitas una tarjeta de crédito? Puede ser una pregunta un poco obvia pero en muchos casos, no todos necesitamos una tarjeta de crédito. Si bien es cierto, los descuentos y promociones exclusivas de varios establecimientos pueden sonar tentadores, hay que preguntarnos: ¿realmente compro tanto en ese establecimiento como para usar el descuento? y ¿realmente son productos que son indispensables? Si a alguna de estas preguntas contestamos no, podemos tener otras estrategias cuando necesitemos uno de esos productos, como pedirle a un amigo o familiar que "pase" la tarjeta por nosotros y luego abonarle el efectivo.

2) No tener más de dos tarjetas de crédito. Lo que ocurre muchas veces es que nos llenamos de tarjetas: la tarjeta del supermercado, la del banco que me da millas, la de la tienda por departamento “X”, la de la tienda por departamento “Y”, la tarjeta del otro banco que me da puntos y así sucesivamente. El problema es que luego creemos que tenemos más dinero para gastar y podríamos caer en el famoso “carrusel”, es decir, pagar una tarjeta de crédito con otra hasta que llega el momento en que se cae en un espiral de deudas.

3) Infórmate y compara. No todas las tarjetas tienen los mismos costos. Lo primero que debes saber es la TCEA (Tasa de costo efectivo anual) que te permitiría calcular cuánto te costaría el uso de la tarjeta de crédito, ya que se incluyen los intereses y costos como portes y comisiones. Asimismo, es bueno leer detenidamente el contrato para saber las tasas y costos de cada tarjeta

4) Trata de evitar el pago en demasiadas cuotas. Si bien es  cierto, el monto de la cuota será menor a mayor plazo, también esto significa que estás pagando más intereses. Por ejemplo, a una TCEA de 67.93% una laptop de S/.999 en 12 cuotas de S/.98.08 te terminaría saliendo S/.1177.08, es decir, estarías pagando S/.178.08 de intereses. Si la sacas en tres cuotas de S/.350.60, sólo pagarías S/.1059.33 en total, es decir S/.52.80 de intereses.

5) Si requieres hacer una compra grande, como puede ser una computadora, muebles o pasajes de avión y no tienes el dinero suficiente en efectivo, trata de pedir un préstamo personal ya que el pago por intereses suele ser menor. Evita sacar efectivo de la tarjeta de crédito. Puede sonar muy tentador, pero las tasas por disposición de efectivo pueden ser muy altas (más del 100%)

6) Una estrategia que puedes usar si eres ordenado, es hacer todas tus compras con la tarjeta para generar movimiento y cancelarlas a fin de mes. De esta forma, no sólo acumularías los beneficios de la tarjeta sino tendrías un mejor historial crediticio, pero si, y solo si, pagas a tiempo.

consejosfinanzas personalescuotascarrusel de tarjetastarjetas de créditoprestamosdisposicion de efectivobeneficioshistorial crediticio

Noticias relacionadas